Europa asume que tendrá que aumentar su aportación a las cuentas de la OTAN

Stoltenberg reconoce que si no eleva el gasto militar “tendremos un desafío” con EEUU

Viernes, 17 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

brUSELAS- El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, admitió ayer el “desafío” que puede suponer un mayor desentendimiento de Estados Unidos respecto a la organización atlántica si, como ha solicitado Washington, los socios europeos y Canadá no incrementan sus aportaciones a la Alianza.

“Lo que (el secretario de Defensa de EEUU James) Mattis claramente dijo es que Estados Unidos espera que Europa y Canadá inviertan más en defensa. Si eso no pasa, entonces tendremos un desafío”, dijo Stoltenberg en rueda de prensa al término de una reunión de dos días de ministros de Defensa de la OTAN en Bruselas.

Mattis dejó claro en su primera reunión con sus homólogos desde que llegó al cargo que, “si sus naciones no quieren ver que Estados Unidos modera su compromiso con esta Alianza, cada una de sus capitales tiene que apoyar nuestra defensa común”, con lo que fue más allá de la tradicional petición de anteriores administraciones de EEUU a los aliados para que hagan más esfuerzos.

“El mensaje de Mattis fue firme y justo”, puntualizó el secretario general de la OTAN, quien hizo hincapié en que el secretario estadounidense de Defensa destacó al mismo tiempo el “fuerte apoyo” de su país a la seguridad europea y la defensa colectiva. La OTAN “es la base fundamental para mantener la paz y defender la libertad que disfrutamos hoy”, reconoció el jefe del Pentágono, quien destacó que el compromiso de Estados Unidos con el artículo 5 de la Alianza, sobre la defensa colectiva, sigue siendo “sólido”.

Y, según dijo, se marcha con “optimismo” de Bruselas en cuanto a que su mensaje sobre la necesidad de repartir las cargas equitativamente ha sido entendido. “Fue muy bien recibido, no fue contencioso, no hubo discusión, simplemente se habló de cómo y cuán rápido cada país puede alcanzarlo en sus circunstancias particulares. Me voy de aquí muy optimista”, afirmó.

En concreto, se mostró confiado en que la Alianza adoptará “un plan este año, incluyendo fechas de referencia, para hacer progresos constantes hacia el cumplimiento de nuestros objetivos de defensa”.

Mattis señaló que le da “confianza” el hecho de que cuatro aliados europeos (Estonia, Grecia, Polonia y el Reino Unido) ya hayan alcanzado el objetivo de invertir el 2% de su PIB en defensa, tal y como acordaron los líderes de la OTAN en su cumbre de Gales en 2014, y “los compromisos que otros aliados han hecho” para llegar a esa meta.

Stoltenberg también respaldó la tesis que defienden países como España o Italia de que el reparto justo de las cargas en la Alianza “no solo se refiere al gasto, sino también a la participación en operaciones”.

La ministra española de Defensa, María Dolores de Cospedal, aseguró en una rueda de prensa que España “va a cumplir” con sus compromisos. “Tenemos una planificación que podemos presentar, pero también unos puntos muy fuertes, nuestra aportación cualitativa”, indicó y se refirió en concreto a la reestructuración de las Fuerzas Armadas, la capacidad de alistamiento o la “intensidad” con que el país participa en misiones aliadas.

Pese a esa sintonía que la exigencia de EEUU ha encontrado en el conjunto de los responsbles de Defensa europeos, desde el Gobierno alemán, su titular de Exteriores, Sigmar Gabriel, mostró su contrariedad con el planteamiento del enviado de trump, que calificó de “estrecho” porque ignora las contribuciones de otros países a la estabilización de conflictos vía cooperación al desarrollo y ayuda a refugiados. -Efe