Tribuna de prensa

Cuestión de perspectiva

Por Marco Rodrigo - Domingo, 19 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Pues aquí está. El temido bache. Bache de resultados. Porque el de juego no se remonta solo a los dos últimos partidos. Viene de más atrás, de aquellos encuentros que la Real sacaba adelante de mala manera y que, a toro pasado, se analizaban de forma ventajista. Saber sufrir es lo que hizo el equipo en San Mamés el día que ganó 0-1 con gol de Jonathas, por ejemplo. Saber sufrir no es ganar en Las Palmas porque Rulli te solventa la papeleta, por ejemplo. Al menos ahora tenemos todos claro que existe un problema. Un problema que, encima, afrontamos en posición ventajosa respecto a los rivales directos. Yo no me cambio por nadie.

Porque sí, de acuerdo. La Real ha perdido fútbol. Ya no es tan precisa y brillante. Y, sobre todo, ya no es tan efectiva. Pero tiene claro lo que quiere, lo cual ya supone un punto importante a su favor. A nivel colectivo, se comportó muy bien ayer en Vitoria durante los primeros 40 minutos. Presionó como debe, y movió con acierto el balón hasta el último tercio de campo, donde únicamente le faltó ese acelerón que marca la diferencia. No tenía mala pinta el partido hasta que dos errores de Granero modificaron el panorama. En el primero, acudió tarde a la presión a Theo, víctima del desajuste provocado por la permuta entre el francés y Llorente. 1-0. Y en el segundo, dejó al equipo con diez por culpa de un irresponsable piscinazo.

Fue desesperante el ejercicio de impotencia posterior de una Real sumida en un mar de imprecisiones. El empate no estuvo ni cerca, pero ahora toca coger perspectiva durante el parón para no volvernos locos. Somos sextos en la tabla. El equipo, aún en horas bajas, sigue sabiendo a lo que juega. Contra el Leganés vuelven los ausentes ayer. Y Vela se limpiará de tarjetas después de jugar tres días antes en Trinidad y Tobago. El objetivo europeo no se va a escapar.