Los partidos verían lógico que el Gobierno aborde cambios en la política penitenciaria

PNV, EH Bildu y Podemos coinciden en abogar por su readecuación tras el desarme anunciado por ETA

Domingo, 19 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

donostia- Cuando ETA culmine de forma definitiva su desarme, será el momento de abordar otras cuestiones que aún quedan pendientes para lograr el “final ordenado” de la violencia en Euskadi. Y una cuestión importante es la situación de los presos. Por eso, PNV, EH Bildu y Podemos consideran que el desarme de la organización debería llevar a una readecuación de la política penitenciaría por parte del Gobierno español.

Así, en declaraciones a la Cadena Ser, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, afirmó que le parecería lógico que empezara a haber movimientos en política penitenciaria cuando se produzca el desarme definitivo de ETA, pero dejó claro que no se puede vincular una y otra cuestión. “Son cosas diferentes aunque evidentemente van relacionadas”, afirmó, para asegurar a continuación que “ETA le debe a la sociedad vasca su desarme y su desaparición, eso va por un lado. Otra cosa es que evidentemente, si una organización armada terrorista ya no es armada, lo lógico es que los que han sido sus miembros pasen a tener otra consideración también porque ya no son miembros de una organización armada”.

En este sentido, afirmó que “parecería lógico” que empezara a haber “movimientos en política penitenciaria”. “Pero nosotros nunca lo hemos vinculado, creemos que ETA se tiene que desarmar, pase lo que pase en el otro ámbito, y también creemos y creíamos, y lo veníamos reclamando hace mucho tiempo, que hay que hacer una política penitenciaria más justa y más inteligente”.

Cuestionado por si mantienen o piensan mantener contactos con el Gobierno español, Ortuzar aseguró que el Gobierno del PP “conoce bien y de primera mano nuestra posición sobre esta materia”. “Nosotros, evidentemente, queremos que se den pasos pero hay que hacerlo de una manera sólida y también con respeto a gente que puede sentirse dolida, depende de cómo se hagan estas cosas. Me estoy refiriendo a las víctimas, que merecen todo nuestro respeto y a las que hay que tener en cuenta, pero creo que es compatible hacer las dos cosas”, apuntó.

Encima de la mesaDesde EH Bildu, su parlamentario Iker Casanova aseguró ayer en Radio Euskadi que cuando se produzca el desarme de ETA habrá que “poner encima de la mesa” las cuestiones relacionadas con la “resolución definitiva del conflicto violento que ha padecido este país como es la cuestión de los presos y de la reparación de todas las víctimas, no solo las del Estado sino las de ETA que tengan cuestiones a reparar”.

En parecidos términos se expresó el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que instó al Gobierno del PP a acabar con “la política de excepcionalidad en lo que se refiere a la política penitenciaria” y a acercar a los presos de ETA a cárceles próximas a Euskadi, una vez se produzca el desarme anunciado por la organización. “Creo que es necesario que ETA se desarme de una vez y para eso las administraciones tienen que hacer su trabajo también y el Gobierno español tiene que hacer su trabajo para asegurar que ese proceso se verifica y que efectivamente dentro de muy pocos días podremos congratularnos de que ETA definitivamente ha dejado las armas. A partir de ahí, la política de excepcionalidad en lo que se refiere a la política penitenciaria deja de tener sentido y que lo que se tiene que aplicar en España es la legislación penitenciaria que hace que cualquier preso tenga derecho a cumplir su condena cerca de donde viven sus familiares”, señaló.

Por su parte, en una entrevista en RAC1 el expresidente del PSE, Jesús Eguiguren, se refirió también a esta cuestión y defendió que “la legislación penal dice que los presos tienen que estar lo más cerca de sus familias, pero en la situación actual es un castigo añadido que no ha beneficiado al proceso”. - N.G.