Mas: “Pedir a Rajoy altura de miras es pedir a un pez que viva fuera del agua”

Los dirigentes del PDeCAT apelan a “aguantar el duro pulso” del Estado español en la fase final de ‘procés’

Domingo, 19 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

BARCELONA- El expresidente de la Generalitat y actual presidente del PDeCAT, Artur Mas, llamó ayer a “aguantar el duro pulso que viene” ante la fase decisiva del proceso independentista en la que, a su juicio, la balanza se inclinará del lado de los independentistas o del lado el Estado. En su intervención en el Consell Nacional de la nueva formación, aseguró que no cuentan con una posible negociación con el Gobierno español, ya que “pedirle a Rajoy altura de miras es como pedirle a un pez que viva fuera del agua”.

En este sentido, Mas reivindicó el carácter “democrático y pacífico, que no claudicante” del proceso independentista, que está inspirado en el diálogo y la negociación, y celebró que está cerca de conseguir su objetivo final: lograr que Catalunya sea libre y hacer del nuevo país “uno de los mejores del mundo”. “Si no luchas, ya has perdido;es el momento de la lucha final”, expresó.

Mas valoró, además, que Catalunya ha conseguido, después de cinco años de proceso independentista, situarse ante el mundo “como sujeto político, como nación”, a pesar de lo que definió como acciones “sucias y zafias” por parte del Estado español. Así, tachó de “intolerante, poco democrático y hostil” al Gobierno centra, al que se refirió como el adversario, y reiteró que el proceso independentista está entrando en la fase definitiva y que la gente debe estar “a la altura” de las exigencias.

En el mismo acto intervino también el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que aseguró que “no habrá inhabilitaciones suficientes para parar la democracia: habrá centenares de miles de personas habilitadas para seguir defendiendo la democracia en Catalunya”.

Puigdemont reivindicó la vía catalana como una senda que “no es violenta ni de confrontación”, sino un camino cívico. “Llega la hora de que la sociedad haga lo que tiene que hacer, estamos en los últimos metros del último tramo”, argumentó, y animó a los miembros de su partido a seguir buscando apoyos a la consulta porque, a su juicio, lo que acredita la legitimidad de un proceso es la votación en las urnas.

En este sentido, el president apuntó que el proceso independentista solo ganará si está compuesto por muchas personas que estén permanentemente activas, y defendió que “ganar es ejercer la democracia”, en relación a la celebración de una consulta. “Los meses que vienen serán diferentes a todos los que han habido hasta ahora”, destacó, por lo que demandó a las fuerzas independentistas que se armen de “paciencia y serenidad” de cara a los próximos meses.

Carles Puigdemont se mostró muy crítico con la actitud del Gobierno de Rajoy sobre el procés: “El Estado español está acostumbrado a ganar derrotando al adversario, pero nosotros no necesitamos derrotarlo porque hay posibilidades de que los dos salgan ganando”. Asimismo, Puigdemont volvió a apelar a la resiliencia y a la calma ante las inhabilitaciones de cargos catalanes.

Finalmente, el president advirtió de que la rendición en esta lucha conlleva “la represión”, en referencia a la estrategia del Estado, que a su juicio pasa por conseguir la rendición absoluta del movimiento independentista catalán.

Respecto al referéndum sobre la independencia que la Generalitat prevé celebrar este mismo año, el PDeCAT anunció que iniciará su campaña a favor del sí con un acto el próximo sábado 25 de marzo en apoyo a los encausados tras la consulta independentista del 9N: el propio Artur Mas y los exconsellers Francesc Homs, Irene Rigau y Joana Ortega. Así lo reveló ayer la coordinadora general de la formación, Marta Pascal, al cierre del Consell Nacional. - E. P.