Jonan Fernández

El Gobierno Vasco considera que el desarme se ajusta a la ley

Jonan Fernández afirma que el proceso es legal puesto que la Justicia gala estará informada

Lunes, 20 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

donostia- El Gobierno Vasco trabaja para que se abra un camino que permita que el desarme de ETA “legal, definitivo y sin contrapartidas llegue a buen puerto”. Así lo reconoció ayer en una entrevista concedida a ETB el secretario vasco de Paz y Convivencia, Jonan Fernández, que vino a corroborar de este modo la declaración institucional leída el pasado viernes por el lehendakari Urkullu en la que el jefe del Ejecutivo de Gasteiz aseguró que están dispuestos a hacer todo lo que esté en su mano para que este proceso llegue a su final. Una intención que el propio lehendakari trasladó a Mariano Rajoy en la entrevista que mantuvieron el pasado martes en Moncloa donde Urkullu, sabedor del anuncio que se iba a producir días después, lo puso en cononcimiento del presidente español.

Fernández puso especial hincapié en que el proceso es legal porque tal como han asergurado los miembros de la sociedad civil, los denominados “artesanos de la paz”, la información sobre los depósitos donde la organización mantiene oculto su arsenal se trasladará a la Justicia francesa. “Es muy importante subrayar que estamos ante un proceso de desarme legal que se va a hacer de una sola vez y que es legal quiere decir que la información sobre los depósitos de armas de ETA se va a poner en manos de la Justicia francesa”, subrayó Fernández.

El secretario de Paz y Convivencia del Gobierno Vasco se refirió también a la respuesta del Ejecutivo galo, que a través de un comunicado oficial de su ministro del Interior, Bruno Le Roux, afirmó que “la única solución con respecto a la ley pasa por dar a la localización de estas armas a las autoridades. La modalidad de entrega no puede ser objeto de negociación alguna”. Según Jonan Fernández, esta declaración del responsable galo del Interior no es negativa porque se mueve en los mismos parámetros en los que se sitúa el Gobierno Vasco: que el proceso de desarme se realizará sin ningún tipo de contrapartida y que lo que se hará es poner en manos de los jueces franceses la situación de los depósitos de ETA.

Además, a juicio de Jonan Fernández, una vez que haya concluido este proceso de desarme -según aseguró el pasado viernes Txetx Etcheverry finalizará el 8 de abril- se abrirá un escenario diferente en el que el siguiente paso debe ser, “por su propio peso” , la disolución de la organización armada.

Si el pasado viernes el lehendakari pedía “altura de miras” a España y Francia, el estrecho colaborador de Urkullu en materia de paz y convivencia hizo ayer un llamamiento a los gobiernos español y francés para que acepten “que esta buena noticia, que este hecho positivo como es el desarme de ETA, se puede llegar a producir”.

Sin contrapartidasTxetx Etcheverry, que fue quien el pasado viernes desveló este proceso de desarme a través del diario Le Monde, aseguró ayer que no habrá ningún tipo de contrapartida para la organización armada.

En declaraciones a Radio Euskadi, Etcheverry respondió así al comunicado del ministro galo del Interior, Le Roux, en el que, como se ha señalado, aseguraba que la modalidad de entrega no puede ser objeto de negociación alguna. A juicio de Etcheverry, este comunicado venía a demostrar que el Ejecutivo galo no ha entendido cuál es la situación, puesto que siempre se ha asegurado que en este proceso no hay contrapartidas. Por ello, instó al Gobierno francés a que recapacite y actúe con inteligencia, desista de su actitud y no ponga piedras en las ruedas del proceso en marcha.

Además, quiso dejar claro que la gestión del desarme será “transparente y participativa”, para lo que esperan la voluntad e implicación de las autoridades y que, además, se realizará en estrecha colaboración con la Comisión Internacional de Verificación que encabeza Ram Manikkalingam.

Con respecto a lo que sucederá el próximo 8 de abril -fecha que según Etcheverry no es una decisión de ETA, sino de los denominados “artesanos de la paz”-, aseguró que será un acto masivo en el que estarán presentes “todas las sensibilidades políticas, sindicales y sociales” que quieran tomar parte en esta iniciativa.

Rajoy insiste en su mensajeLo dijo el pasado sábado en Gasteiz en el congreso en el que Alfonso Alonso fue elegido líder del PP de la CAV y lo volvió a repetir ayer en Málaga. Mariano Rajoy insiste en su mensaje: “No se pagará precio político a ETA por su desarme”. El presidente del Gobierno español se expresó así en la clausura del XV Congreso Regional del PP de Andalucía celebrado en Málaga donde, sin embargo, afirmó que le parece bien que la organización proceda a su desarme. “ETA ha hecho su enésimo anuncio, ha dicho que va a desarmarse, a entregar las armas, me parece bien que las entregue, y de paso que se disuelva”, apuntó.

Rajoy, además, volvió a asegurar que “en este país se cumple la ley, que es la voluntad de la gente, y no se paga precio político”. - N.G.