Día del pastor en ordizia

Reconocimiento a los pastores

El conocido cocinero Luis Irizar fue el encargado de cortar el nuevo queso Idiazabal de la temporada en el Artzain Eguna de Ordizia, donde también se homenajeó al director de la agencia de turismo, Niko Osinalde.

Un reportaje de M. Aranburu. Fotografía Javi Colmenero - Jueves, 20 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

El día del pastor de Ordizia es uno de los actos más reivindicativos que se hace para poner en valor el trabajo de los pastores y todos aquellos que viven del primer sector. Ayer se celebró en la localidad la 23ª edición del Artzain Eguna y durante toda la jornada fueron muchos los que se acercaron a Ordizia con el fin de disfrutar de un día de fiesta donde indudablemente los pastores se llevaron el gran protagonismo. Uno de los actos que más focos acaparó fue el corte del nuevo queso Idiazabal, el paso de los rebaños por el casco antiguo y la inauguración de una figura como homenaje a los pastores. El encargado de cortar el nuevo queso fue el cocinero Luis Irizar, uno de los responsables del gran avance que dio la cocina vasca en los últimos años y de que sea conocida en todo el mundo.

La jornada comenzó a primera hora de la mañana con el tradicional mercado semanal, la apertura de los expositores de venta de queso y productos de Goierri y de artesanos de Gipuzkoa. El primer acto institucional fue el de la inauguración de una figura a los pastores bajo el nombre de Peru, obra conjunta del escultor zegamarra Javier Arrieta y de la doctora en patrimonio Urkiri Salaberria, en una de las entradas al casco antiguo, junto al edificio Jakes. “En la escultura se puede apreciar a un pastor que va al mercado para vender su cordero, que lo lleva sujeto por las piernas”, comentó Arrieta.

“el queso hecho con amor”A las once en punto, tal y como marca la tradición, más de 2.000 ovejas atravesaron el casco histórico de Ordizia, rememorando, de esta manera, ese antiquísimo desplazamiento del valle a la montaña y viceversa.

Igualmente, tuvo lugar el acto institucional. En el mismo, se homenajeó al director de la agencia de turismo de Goierri, Niko Osinalde. “Llevo 20 años trabajando para potenciar y dar a conocer todo el potencial de Goierri y me siento muy orgulloso porque me hayan dado este premio”, aseguró Osinalde. Asimismo, se entregaron los premios a la regularidad y a la calidad en la elaboración de queso a Xanti Etxezarreta de Olaberria, y a la quesería Navarra Lizun de Luis Vicente Larrarte. Finalmente, Irizar cortó el nuevo queso bajo la atenta mirada de todos los asistentes presentes.

“Este es el queso que me gusta a mí”, afirmó el cocinero a este periódico. “Es suave pero limpio, con muchos matices. Aquellos que tengan el paladar fino lo podrán apreciar mejor”, dijo. Irizar quiso agradecer a todos aquellos que producen este “producto tan bueno” y por mantenerlo a un nivel “altísimo” durante tantos años. “El queso Idiazabal es distinto. Se nota en el producto que las familias son de aquí, de la tierra, del verde, de las montañas. Hay muchos quesos muy buenos, pero el Idiazabal esta hecho con amor y eso se nota”, añadió. La nota de humor la puso el cocinero Karlos Argiñano, que después de que Irizar cortase el primer queso abriendo así la temporada, bendijo al queso en latín.

Entre los presentes en el acto estuvieron el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco, Bittor Oroz, la viceconsejera de Comercio y Turismo, Isabel Muela, el director de Calidad e Industrias Alimentarias, Peli Manterola, la directora de la Fundación Elika, Arantza Madariaga, el director general de Basquetour, Harkaitz Millán, el diputado foral de Cultura, Denis Itxaso, el alcalde de Ordizia, José Miguel Santamaría, y los cocineros Karlos Argiñano, Pedro Subijana y Ramón Roteta.