Un togado en la melé

Dando vueltas al planificado rugby vasco

Por Antxon Massé - Viernes, 21 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:13h.

esto del grupo de whatsapp es una forma de acoso amistoso que muchas veces conviene tener desconectado pero a veces se reciben mensajes inquietantes, por ejemplo el otro día, mientras iba en el Topo hacia el trabajo, Galtzagorri recibió este texto:

- “¿Me puedes pasar una copia del Plan Estratégico del Rugby Vasco para este quinquenio?”

El remitente era Imanol Hiruntchiverry, también conocido por Nono Hiruntchiverry, por esa extraña manía que tienen en el otro lado de conservar apodos infantiles sobre las espaldas de los ciudadanos hasta que la muerte les viene a buscar. La respuesta de Galtzagorri lógicamente fue “Nono no, pero ya lo buscaré”.

Mientras hacía unas llamadas para localizar el referido plan, Galtzagorri le comentaba a su habitual sufrido compañero de viaje ferroviario:

- “El rugby vasco sigue existiendo como dos realidades bien diferenciadas que se relacionan intermitentemente y que parecen esperar a que los dioses del rugby provoquen una crisis institucional tal que de tal caos pueda surgir una entidad eficaz para el mantenimiento y desarrollo del rugby…”

- “¿Y qué me dices de la Real? Emparedada en la clasificación entre el Athletic y el Eibar” -contestó el otro, que suele llevar en el puesto de trabajo una camiseta roja del Bayern con el 14 en la espalda-. “¡Qué catástrofe! Otro año sin jugar la Champions...”

Simultáneamente en una oficina de Anglet, Hiruntchiverry tranquilizaba a su visita parisina:

- “Sí, Charles-Henry, el rugby en Hegoalde tiene muy buenas bases y está alcanzando un nivel de desarrollo considerable, en realidad su forma de trabajar debería ser un ejemplo para los de este lado que nos hemos quedado muy dormidos con nuestras querellas de aldea.

-“Siempre es más verde la hierba en el prado del vecino” -respondió Charles-Henry Gaillard de Saint León, también conocido por RirriGaillard.