Asier Illarramendi | centrocampista de la real

“Nunca he dudado de mí”

Illarra es el rey. El mutrikuarra recibió el premio al mejor jugador de la Real del año que otorga el Txuleta por las puntuaciones que ha recibido en NOTICIAS DE GIPUZKOA. Ander Esarte, dueño del restaurante, le entregó dos espectaculares txuletas

Una entrevista de Mikel Recalde - Jueves, 18 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:14h.

donostia-¿Qué sensaciones tiene en víspera de la jornada final?

-Buenas. Está claro que no depende de nosotros quedar quintos o sextos, pero no podemos fallar. Tenemos que ir a ganar y luego esperar a que fallen Athletic o Villarreal. Pero, al menos, vencer, acabar con buenas sensaciones, sin fallar nosotros y si fallan los demás, pues mejor. No depende de nosotros, pero nosotros que hagamos nuestro trabajo.

Hágame una fotografía del vestuario tras el empate ante el Málaga.

-Queríamos ganar, pero, viendo que los demás tampoco lo lograron, te queda ese alivio. Es verdad que en el partido en sí hicimos un buen trabajo, creamos bastantes ocasiones y dominamos bastante. Pero ellos últimamente están fuertes. Vinieron con la intención de competir aunque no se jugaban nada, y lo hicieron bien, nos crearon dificultades y, viendo que hasta el minuto 85 íbamos perdiendo, la igualada había que darla por buena. Más aún viendo que los demás estaban empatando.

Desde el banquillo les pidieron que se tranquilizaran en el 2-2, lo que indica que creen que tienen mucho por ganar esta semana.

-No depende de nosotros. Los otros tres equipos ahora tampoco se juegan nada, pero esperemos que compitan bien y a ver si falla alguno...

¿Cuál es su quiniela?

-Nosotros tenemos que ganar sí o sí. Los tres equipos tenemos partidos difíciles. El Athletic juega en el Calderón, en el último partido del Atlético en su casa y querrán ganar;es un encuentro complicado para ellos. El Valencia últimamente está mejor, pero para ellos ha sido una campaña difícil, no se han podido meter arriba y quizás están más desconectados;esperamos que compitan bien. El Celta jugó ayer, esperemos que se cansaran y a ver si el fin de semana lo acusan un poquito. No podemos fallar.

El Celta es capaz de lo mejor aunque esté en tierra de nadie.

-Nunca es fácil ganar en Balaídos. Han estado todo el año muy bien, compitiendo en todos los partidos y con dos duelos a la semana. Sin ser un equipo de alto nivel como Barça o Madrid, han hecho un año importante, porque se han metido en las semifinales de la Europa League y de la Copa. Físicamente estarán un poco más cansados.

Les hubiese beneficiado que se clasificaran para la final de la Europa League...

-Sí, seguro, pero aún así han hecho un gran año y querrán despedirlo bien.

¿Qué recuerda de Vigo 2003?

-Perdieron 3-2. Era el penúltimo partido de la Liga. No recuerdo llorar, pero sí que fue para todos un bajón porque estaban todo el año primeros. Fue muy triste para toda la afición, pero hay que quedarse con lo positivo. A todos nos ilusionaron y fue un año bonito.

Supongo que se acordará más de A Coruña 2013, cuando se clasificaron para la Champions tras vencer 0-1.

-Perdimos la cuarta plaza la semana anterior contra el Madrid y luego la recuperamos. Fue un año bonito. En la Real no estamos acostumbrados a años así de buenos. Suelen tocar temporadas de sufrimiento y esa nos tocó disfrutar en el campo, con la afición y guardo muy buenos recuerdos de ese año. Esperemos que este año también acabe así.

¿Es el mejor recuerdo de su carrera?

-No lo sé, yo disfruté mucho. El año anterior nos tocó sufrir y nosotros tampoco esperábamos acabar tan arriba. Todo el grupo y los aficionados disfrutaron de ese año y del siguiente. Como no era el objetivo acabar ahí arriba, todo el mundo acabó sorprendido y nosotros también.

Se está llevando todos los premios individuales de la temporada. ¿Le hace ilusión?

-Claro que me hace ilusión. Estamos aquí para hacer nuestro trabajo lo mejor posible y luego que reconozcan tu trabajo;te sientes afortunado y contento de recibir estos premios.

Análisis de su año.

-He hecho un buen año, como todo el equipo. El año pasado empezamos peor, con más dudas, más irregulares. Este año todos hemos dado un pasito más, el equipo ha tenido más confianza, sabemos a lo que jugamos y tanto mis compañeros como yo hemos mejorado lo del año pasado y ahí están los resultados.

¿Le pesó la pasada campaña el cartel de los 17 millones que pagó el club para su vuelta?

-No creo que me pesó. Cuando llegué el equipo no estaba bien, estábamos faltos de confianza y eso afecta a todo el mundo. Pero nunca he llevado esa mochila, esa carga. Confío en mis posibilidades, confío en mí y sabía que tarde o temprano iba a dar lo mejor de mí. El año pasado no fue fácil para nadie y este año estamos en la pelea, hemos ganado en confianza y ahí están los resultados.

Se ha convertido en el guardián del estilo.

-Creo que este estilo es por el míster que tenemos. Cuando llegó nos dijo que le gustaba el fútbol asociativo y, como estábamos faltos de confianza, no salían bien las cosas. A base de insistir nos han salido las cosas, sabemos lo que hacemos en cada momento y este fútbol que hacemos es gracias al míster, sin duda.

Usted encaja a la perfección.

-A mí me viene muy bien y al equipo también. Cuando saltamos al campo, a todos nos gusta tener el balón, la posesión y, con el juego que hacemos, disfrutamos todos. En el campo puede que disfrutes de otra manera, a veces te toca más correr, pero ganando y jugando bien disfrutas el doble.

Asume mucha responsabilidad, ¿le gusta?

-No sé si tengo mucha responsabilidad o no, pero los que jugamos tenemos cierta responsabilidad porque estamos en el campo y tenemos que dar el 100% e intentar ganar. Pero tampoco siento que tengo que llevar todo el peso. Estamos haciendo todos un gran año y hay que seguir así. A ver si terminamos bien porque hemos estado todo el año luchando por el objetivo de entrar ahí arriba, queda el último paso y, aunque no dependa de nosotros, no podemos fallar.

Acabemos con el debate, ¿es un ‘4’?

-Este año he jugado todo el año de 4, me he sentido muy bien, he estado a gusto en el campo, he disfrutado y he aprendido mucho también. De 8 también me gustaría jugar alguna vez. Mejor que puedas jugar en dos posiciones que en una. Yo con Montanier jugué por delante del doble pivote y ahí también jugué a gusto. No hay que cerrar las puertas y es mejor tener dos posibilidades al jugar.

¿Está convencido de haber acertado volviendo a la Real?

-Cuando vine no tenía ninguna duda. Vine porque lo sentí y lo quería. El año pasado no fue fácil para nadie, pero este año hemos disfrutado todos, tanto la afición como nosotros, y nunca he dudado de mí ni de nada. Siempre he confiado en mí y sabía que, tarde o temprano, iba a dar lo mejor. Esta temporada tanto yo como todo el equipo hemos dado un buen nivel.

¿De Madrid volvió mejor o peor futbolista?

-Algunos dirán que mejor y otros que peor. En el Madrid no tuve mucha continuidad, algunas veces fallé un poco. Cuando no juegas tanto y no te dan muchas oportunidades o no das la talla, sí que puedes dudar de ti, pero es parte del fútbol y en las malas aprendes más de todo que cuando va todo bien. Aquí no es que todo fuera mal, pero de cosas malas aprendes más... y en el campo, entrenando con los mejores del mundo, siempre se te pega algo y allí aprendí a madurar. Antes o ahora, creo que soy el mismo.

Si para todos ha sido el mejor, imagino que tendrá llamadas este verano...

-Me siento a gusto con la temporada que he hecho, con todo lo que he dado al equipo y el equipo a mí. En verano está claro que todos los equipos mueven ficha, pero aquí han destacado muchos y este verano se va a oír hablar no solo de nosotros sino de todos los futbolistas. La mayoría tiene contrato y estaremos todos tranquilos.

A usted todavía le quedará una posible convocatoria con la selección para la jornada internacional del mes de junio.

-Si llega, bien. La última vez que fui no tuve la oportunidad de jugar porque me lesioné, pero si llega, bien, contento. Intentaré disfrutar de todo, aprender lo que pueda y si puedo debutar, mejor. Por lo menos, estoy a gusto del año que he hecho y con eso me quedo.

¿Tendrá que sacarse la espina clavada de no haber podido competir en Europa con la Real en la temporada 2013-14?

-Está claro que me gustaría viajar con mis compañeros, visitar otros campos, otros ambientes... Algo se te queda. En esta ocasión, con el año que hemos hecho podemos entrar y a ver si llega el premio...