Currin subraya el valor de “implicar” a los presos de ETA en la pacificación

El Foro Social pide consensuar una solución a los reclusos que incluya su reinserción

Viernes, 19 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:13h.

iruñea- El coordinador del Grupo Internacional de Contacto, Brian Currin, respaldó el “documento aspirativo” presentado por el Foro Social para impulsar el proceso de paz sobre los presos de ETA, e instó a ver a estas personas “como parte de la solución y no como parte del problema”.

En un acto organizado en Iruñea por el Foro Social para presentar las conclusiones de su cuarta asamblea, celebrada bajo el título Facilitar el retorno de las personas presas o huidas por motivaciones políticas. Al respecto, Currin subrayó el valor que supone contar con los propios presos en este proceso de pacificación, al entender que de por sí, si son “objeto de consulta”, si se cuenta con “su implicación y compromiso”, supondrá que “han empezado a apostar por los valores democráticos” y han emprendido un camino “educativo”. Y a ello hay que responder con acciones que les ayuden “antes de su liberación”, para permitir así que sean después “ciudadanos activos de la sociedad” y puedan llegar a reinsertarse adecuadamente.

crítico con el gobierno del pp Currin respaldó la labor que está desempeñando el Foro Social, más aún cuando el Gobierno del Estado español “no está asumiendo el papel que debería en un proceso de paz como este”, dijo antes de denunciar que el Ejecutivo del PP “no reconozca principios fundamentales”.

Del resto del documento, que calificó de “aspirativo”, defendió que sus principios “se basan en derechos humanos fundamentales, reconocidos internacionalmente como derechos justos y humanos”, y expresó su “confianza” en lograr avances, cuyo éxito se deberá en gran parte a “la capacidad de la sociedad de trabajar juntos y lograr el consenso necesario”.

“Este documento es solo un primer paso de un camino largo, difícil y arduo”, señaló el reconocido mediador internacional, quien recordó que en Irlanda del Norte “a los presos se les permitió ser consultados y pudieron formar parte de la solución” y que en Sudáfrica “se legisló para permitir la liberación temprana de los presos políticos”. En este sentido, se preguntó por qué en España “la situación es diferente”.

gobiernos vasco y navarroAntes de su intervención se leyeron las conclusiones del IV Foro Social, aglutinadas en la necesidad de un “consenso suficiente, transversal para lograr una solución integral” a lo relacionado con la integración de los presos por delitos de motivación política acaecidos en el marco del denominado conflicto vasco”. Este consenso debería contar con representación social, política e institucional de Navarra y la CAV, y de los presos, e “implementar una hoja de ruta relativa al retorno” de los encarcelados.

Como principios de ese consenso se cita el cese de la política penitenciaria que “contraviene los derechos fundamentales”, con la excarcelación de enfermos graves o de edad avanzada, el fin de la dispersión y alejamiento carcelario, o garantizar su intimidad, educación y estudio al que tienen derecho. El tercer principio es la transferencia a la CAV y Navarra de la competencia de Prisiones, con la elaboración de un plan “de reintegración, temprano e individualizado” de los presos.

El alcalde de Iruñea, Joseba Asiron, tras reconocer la labor del Foro Social en el “camino de la paz”, incidió en que el nuevo escenario “debe resolver todos los aspectos del conflicto”, incluida la reintegración de los presos. Y este escenario también “debe superar el marco judicial que incide en la venganza y el castigo y respetar los derechos humanos de todas las personas”, continuó Asiron, quien señaló que “ningún proceso de paz se ha llevado a efecto con éxito sin antes conseguir una implicación de la ciudadanía”.

Al acto asistieron la presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez, así como representantes de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, los partidos que sostienen al Ejecutivo foral, junto a miembros de otros colectivos sociales. - N.G.