gizartea

Proyectos innovadores frente a la encrucijada del euskera

Las jornadas euskara 4.0 sirvieron para poner en común las iniciativas que buscan avanzar hacia la normalización del idioma contando con la adhesión de la ciudadanía y la colaboración de las instituciones

Viernes, 19 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:13h.

“El proceso de revitalización del euskera se encuentra en una encrucijada. Y corremos el riesgo de caer en la resignación”, reconoció Olano ante un centenar de personas. Es más, apuntó el diputado general, “corremos el riesgo de coger el camino equivocado”. “Para que no ocurra lo mismo que en Irlanda, oficialidad y protección jurídica total, pero poca adhesión por parte de la ciudadanía”, Olano abogó por la “colaboración” entre las instituciones y la sociedad, y la “innovación” como las dos “claves” del éxito.

“Ya han transcurrido dos años en los que estamos haciendo este recorrido. Hemos caminado juntos en busca de nuevas vías. Hoy, hemos querido sacar a la luz la fotografía coral de ese recorrido. Gipuzkoa, como sociedad, ha apostado fuerte por la igualdad lingüística”, expuso.

En este contexto, las jornadas Euskara 4.0 sirvieron para dar a conocer los proyectos enmarcados en esta idea de innovación y colaboración. Iniciativas como la llevada a cabo bajo la batuta del profesor de la UPV/EHU Pello Jauregi, denominada Aldahitz ikerketa. Eusle metodología esperientzien emaitzak 2013-2016.

A lo largo de estos tres años, Jauregi ha usado la metodología Eusle -una persona que solo usa el euskera como lengua vehicular con sus compañeros en cualquier situación laboral- en diferentes entidades públicas y privadas. Tras estas experiencias, se ha conseguido, por ejemplo, un incremento de 15,3 puntos porcentuales en el uso del euskera en el centro de trabajo, tanto en un ambiente euskaldun como en lugares donde se partían de hábitos anclados en el castellano.

No solo eso, la permanencia del cambio tres meses después de la experiencia es alta. Asimismo, en un 11,4% de las relaciones interpersonales se ha logrado estabilizar un hábito lingüístico basado en la lengua vasca, y en un 6,2% se ha alcanzado un uso exclusivo. No obstante, “dicha situación no se ha estabilizado después de la experiencia”.

Pero no fue el único proyecto que se abordó ayer en las citadas jornadas. Una factoría de creación audiovisual en euskera o modelos innovadores de gestión en las administraciones vascas fueron algunas de las propuestas que se pusieron en común. Porque como defendió el director foral de Euskera, Mikel Irizar, en su intervención, la clave para la normalización “no es otra que reforzar el peso y la influencia de los agentes euskaltzales en todos los ámbitos de la sociedad, llegar a los núcleos de decisión y posicionar la variable del idioma”.

Asimismo, abogó por ser “competitivos en convocatorias y contratos, construir importantes referencias en euskera, mantener la decisión idiomática en las relaciones personales, dotar de cobertura colectiva al esfuerzo individual y generar condiciones para que todo lo anterior se haga realidad”. - N.G.