La Diputación construirá una rotonda en el cruce de Castillo

Hoy en día se crean muchos conflictos en la zona y se prevé que el proyecto termine a final de año

M. Aranburu - Viernes, 19 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 06:14h.

olaberria- Uno de los puntos más conflictivos en cuanto al tráfico que se conoce por Goierri está situado en Olaberria, a la altura del hotel Castillo. En esa misma zona hay un cruce donde muchos coches no saben si tienen preferencia o no y coincide con la salida a la carretera nacional. Es por ello que la Diputación Foral de Gipuzkoa pondrá en marcha un proyecto para construir una rotonda que facilitará notablemente el enlace entre la N-1 y la GI-2632.

Aintzane Oiarbide, diputada de Infraestructuras Viarias, expuso este miércoles los detalles de la obra a las personas que se acercaron al Ayuntamiento de la localidad. “Olaberria es una zona muy industrial y, además, muchos de los desplazamientos procedentes de Beasain también se realizan por la carretera GI-2632. Por tanto, en esa zona el tráfico es intenso a cualquier hora del día. Tanto el Ayuntamiento como la Diputación consideran pertinente la ordenación de esa zona”, señaló Oiarbide. Jokin Garmendia, alcalde de Olaberria, expuso que llevaban “mucho tiempo” detrás de esta obra, y se mostró contento con la iniciativa.

rotonda de tres ramalesDesde la Diputación prevén que el proyecto sea una realidad para finales de este año. De hecho, el plan ha estado sometido a información pública y actualmente se encuentra en fase de licitación. El presupuesto de la obra asciende a 383.330 euros (IVA incluido) y el plazo de ejecución será de dos meses y medio;por lo tanto, se espera que las obras comiencen después de pasar el verano, en el mes de septiembre.

Oiarbide también adelantó que la rotonda que se construirá tendrá tres ramales: “esa zona de tráfico intenso ganará en seguridad vial”. Asimismo, se pretende fresar el firme actual y colocar uno nuevo, se reforzará la iluminación y se renovará la señalización de la zona.

Los detalles del proyecto los dio a conocer el director foral Mikel Uribetxeberria y explicó que la rotonda tendrá un diámetro exterior de 30 metros y el anillo dispondrá de un único carril de 9,5 metros. Se construirá un arcén de un metro y el diámetro interior de la rotonda tendrá aproximadamente 9 metros. Para el ramal procedente de la N-1, en la entrada de la rotonda, se han proyectado dos carriles que aportarán más capacidad a la vía, y los demás ramales dispondrán de un solo carril.