banbalinak

“La cultura japonesa encajaba con el gusto de David Bowie”

Kansai Yamamoto, que diseñó alguno de los trajes más icónicos del cantante, visita Barcelona para ofrecer una conferencia

Domingo, 16 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Barcelona - El diseñador de moda japonés Kansai Yamamoto, que ha visitado Barcelona para ofrecer la conferencia David Bowie is fashion, señala que “la cultura japonesa encajaba con el gusto y la personalidad de David Bowie”, para quien diseñó alguno de sus trajes más icónicos. “Nos vimos por primera vez en el Radio City Music Hall en Nueva York”, explicó Yamamoto, que recuerda: “Me senté en primera fila, había muchos neoyorquinos muy guapos y arreglados y, de repente, él bajó al escenario encima de una bola de espejos; todos los asistentes se levantaron y aplaudieron”. Después de este primer encuentro, el cantante y el diseñador entablaron una relación de amistad que llevó a Yamamoto a diseñar alguno de sus elementos estilísticos más recordados durante las giras Ziggy Stardust y Aladdin Sane, en los años 70, unos trabajos que reportaron gran popularidad al japonés. Algunas de estas prendas se exponen en el Museo del Diseño de Barcelona en el marco de la exposición David Bowie is, entre ellos un largo kimono estampado y un mono negro de inspiración espacial. Yamamoto indicó que muchas veces le han preguntado si Bowie se involucraba en el diseño de sus vestidos y asegura que el cantante nunca le dijo nada, “imagino que le gustaban porque se los ponía”.

Más tarde, otros artistas británicos se interesaron por los diseños de Yamamoto, caracterizados por la mezcla de elementos tradicionales orientales y un marcado carácter excéntrico y vanguardista. “No entiendo qué significa estar de moda” manifestó el diseñador, que subrayó: “Yo diseñé esa ropa hace 45 años y sigue siendo muy moderna y vanguardista porque no seguí ninguna tendencia”. En referencia a sus creaciones, Yamamoto se considera un diseñador diferente, pues “normalmente si te dedicas a la moda, te dedicas a la moda, pero a mí me cansaba diseñar solamente ropa”, rememora el diseñador. Por eso, en los años 90, cuando ya había consolidado su popularidad, se dedicó a un tipo de creación “más extensa” y multidisciplinar. En 1993 organizó en la Plaza Roja de Moscú el primero de sus espectáculos, llamados Super Shows, que más tarde realizaría en Vietnam (1995) o India (1997) y también en Japón (2000) hasta que en 2015 produjo un evento que abarcaba todo lo que había construido a lo largo de su carrera, The Nippon Genki Project: Super Energy!

Aunque la popularidad de Yamamoto se acrecentó de la mano de Bowie, antes de conocerle el diseñador fue el primer japonés en desfilar en Londres en 1971 y en París, en 1975. Su último proyecto ha sido una colaboración con el diseñador francés Nicolas Ghesquière en la creación de su colección Louis Vuitton Cruise 2018, que se presentó el 14 de mayo con un desfile en el museo Miho, a media hora de Kyoto, y que significó un homenaje a la cultura japonesa. El diseñador ha visitado Barcelona para ofrecer la charla David Bowie is fashion enmarcada en el ciclo de conferencias Bowie Talks, que contará con la participación de destacadas personalidades relacionadas con el artista hasta el 26 de julio. - Efe