debabarrena

Una postal diferente de Deba

La asociación de embarcaciones de recreo amilaitz reivindica poder fondear en la ría durante el verano “como se hacía antiguamente” y un pantalán de trabajo

Un reportaje de Jabi Leon - Domingo, 16 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

el calendario marcaba el año 2011 cuando la asociación de embarcaciones de recreo Amilaitz de Deba se dirigió por primera vez a la Dirección de Puertos del Gobierno Vasco para solicitar que le permitiera amarrar “durante la temporada estival” algunas pequeñas embarcaciones “en la parte posterior del viejo puente de piedra que enlaza Deba con Mutriku, hacia la mar”.

Desde entonces la agrupación debarra, que cuenta con más de un centenar de socios, ha realizado “en varias ocasiones” esa misma petición a la dirección portuaria. Sin embargo, todas ellas “han caído en saco roto”.

En cualquier caso, los integrantes de la asociación consideran que “no estamos pidiendo ninguna barbaridad”, por lo que se han propuesto retomar con fuerza sus reivindicaciones “para ver si conseguimos que las instituciones entiendan las ventajas y beneficios de nuestra demanda”.

Manuel Iciar Erreka es uno de los miembros de Amilaitz que defiende sin reservas la opción de fondear “una docena de pequeñas embarcaciones” tras los arcos del viejo puente de piedra que atraviesa la ría.

Según explica a NOTICIAS DE GIPUZKOA, la medida se plantea “solo para la temporada estival”, ya que al finalizar el verano las embarcaciones se guardarían en tierra. De esa forma, “el cauce de la ría volvería a quedar completamente despejado para evitar riesgos en caso de crecidas”.

La propuesta de Amilaitz aboga por amarrar las embarcaciones, “distribuidas en tres filas de cuatro y en el lugar donde antiguamente se fondeaban las embarcaciones durante la temporada veraniega”.

Desde la asociación debarra aseguran que esa opción “no generaría ningún problema ni molestias porque se dejaría paso para las barcas amarradas aguas arriba del puente”.

Más aún, los socios de Amilaitz consideran que esa actuación sería “muy ventajosa”, tanto para los vecinos y veraneantes que desean contar con un espacio de amarre durante el periodo estival como para el propio municipio, que “ofrecería una imagen muy diferente a la actual”.

Y otra imagen de Deba

Conocido por su pasión por el mar, el debarra Manuel Iciar se muestra convencido de que la opción de fondear unas pocas embarcaciones tras las patas de los arcos del puente de piedra, en el cauce de la ría, “generaría una imagen mucho más atractiva del municipio y al mismo tiempo serviría para reivindicar la histórica relación que Deba ha mantenido siempre con el mar y sus oficios”.

Pero no solo eso, la actuación planteada desde Amilaitz “también serviría para dar respuesta a la demanda de amarres que hay en Deba”.

Y es que, incide, “no todo el mundo puede permitirse pagar el coste de un amarre durante todo el año cuando solo utiliza su embarcación para salir unos días los meses de verano”. Con el fondeo en la ría, “bastaría con pagar una cuota para la temporada estival”.

Para emergencias

La asociación Amilaitz también reivindica la necesidad de dotar a la zona portuaria de “un pantalán de trabajo o cortesía”. Todo ello, “para que el pueblo cuente con un refugio en el que poder amarrar las embarcaciones de la Cruz Roja, Ertzaintza u otras entidades en caso de emergencia”. No en vano, en la asociación se preguntan “¿dónde se amarrarían esas embarcaciones en el caso de que una galerna obligara a entrar a puerto?”.

Desde Amilaitz esperan que el Consistorio apoye sus reivindicaciones “porque benefician a todo el pueblo, que ofrecería una postal diferente”.