en Bilbao

De Andrés pide al fiscal que investigue el recibimiento a "Pipe"

El ex miembro de ETA cumplió 23 años en la cárcel por su participación en diversos atentados

El delegado del Gobierno en Euskadi, Javier de Andrés, ha pedido a la Fiscalía de la Audiencia Nacional que investigue si el "acto de homenaje" del pasado viernes en Bilbao al expreso de ETA Felipe San Epifanio, "Pipe", constituyó un delito de enaltecimiento del terrorismo o de humillación de las víctimas.

EFE - Lunes, 17 de Julio de 2017 - Actualizado a las 14:13h.

GASTEIZ. "Pipe", exjefe del comando Barcelona, miembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuna en los años noventa y exparlamentario vasco, salió de la prisión de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) tras cumplir 23 años de cárcel de los más de 200 a los que había sido condenado por diversos atentados.

En la puerta del penal un centenar de personas, con ikurriñas y pancartas en las que pedían el acercamiento de presos, lo esperaban para darle la bienvenida y algunos de ellos bailaron un aurresku.

El acto que denuncia la Delegación del Gobierno en el País Vasco fue similar y se produjo horas más tarde en Bilbao, donde fue recibido "por familiares y simpatizantes con un pasillo de honor", según ha informado la institución en una nota.

En este acto de bienvenida "le bailaron un aurresku mientras simpatizantes, situados junto a él en un escenario, portaban fotografías de tres presos de la banda terrorista encarcelados" y otros asistentes "mostraban banderas de acercamiento de presos".

La Delegación del Gobierno considera que este recibimiento puede constituir un delito de enaltecimiento del terrorismo o de humillación de las víctimas o sus familiares. Por ello lo ha puesto en conocimiento de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Felipe San Epifanio San Pedro, "Pipe", fue parlamentario vasco por HB entre 1987 y 1990. Huyó a Francia a 1991 cuando la justicia lo buscaba por su vinculación con la red de extorsión de la banda terrorista.

En 1993 formó el comando Barcelona, del que fue jefe, junto con Gregorio Vicario Setién y Dolores López Resina, "Lola". Al comando se atribuyen varios atentados como la explosión de dos bombas en dos restaurantes del Puerto Olímpico barcelonés ese año y el asesinato a tiros en 1994 del coronel Leopoldo García Campos en el barrio barcelonés de Sants.

"Pipe" fue también responsable, entre otras acciones, del lanzamiento de tres granadas contra el Gobierno Militar de Barcelona, lo que causó la muerte de un civil e hirió a otras ocho personas en abril de 1994. Fue detenido días después de este atentado.