Montserrat planea una Casa de la Paz para las tres religiones monoteístas

Se abriría en 2025 coincidiendo con la celebración del milenario monasterio benedictino

Paco Niebla/ Efe - Lunes, 17 de Julio de 2017 - Actualizado a las 10:11h.

Barcelona. El Monasterio de Montserrat estudia hacer un museo de las tres grandes religiones monoteístas del Mediterráneo, el cristianismo, el judaísmo y el islam, que se llamaría Casa de la Paz y que se abriría en 2025, coincidiendo con la celebración del milenario del monasterio benedictino catalán.

Según ha explicado a Efe el monje director del Scriptorium Biblicum et Orientale de Montserrat y doctor en Exégesis bíblica, Pius-Ramon Tragan, la idea de hacer este museo surgió "con el propósito de renovar el Museo Bíblico, fundado por el padre Bonaventura Ubach, y dar un nuevo valor a su fondo arqueológico que proviene del Oriente bíblico".

La futura Casa de la Paz, según el monje, conservará el ejemplo de Ubach "de comprensión y de convivencia entre judíos, cristianos y musulmanes, y ello nos condujo a la idea de una presentación de las religiones que arraigan en el patriarca Abraham, reconocido como padre de la fe judía, presente en los evangelios y venerado en el Corán".

Según el experto biblista, que a sus 85 años conserva una lucidez mental admirable, el objetivo del nuevo museo es "fundamentar el conocimiento de las tres grandes religiones monoteístas nacidas en torno al Mediterráneo e indicar los valores de los libros sagrados propios de cada una, todo con vistas a fomentar la convivencia mutua y la paz".

Aunque reconoce que el proyecto aún está "en los primeros pasos de estudio y de reflexión sobre cómo se debe elaborar y desarrollar la idea", el padre Pius-Ramon (Esparreguera, Barcelona, 1928) quiere que la futura Casa de la Paz ofrezca "un espacio con algunos objetos de las tres religiones y sobre todo exhibir una presentación didáctica enriquecida con medios multimedia e interactivos que atraigan el interés del visitante".

El nuevo espacio interreligioso aún no tiene fechas, aunque el benedictino, que entró como monje de Montserrat a los 19 años, reconoce que una posibilidad sería inaugurarlo coincidiendo con el milenario del Monasterio de Montserrat, que se conmemorará en el año 2025.

El proyecto, que aún no cuenta con presupuesto, sería el primero de estas características en España y podría inspirarse en otros espacios interreligiosos que ya funcionan en Europa.

El padre Pius-Ramon, que estudió Filosofía y Teología, considera "una conveniencia más que una necesidad" la creación de este espacio interreligioso, aunque afirma que "en este momento, ante la situación de pluralismo cultural y religioso que desgraciadamente provoca luchas y guerras, promover la paz en el presente y en el futuro entre las religiones monoteístas resulta un gesto más que conveniente".

"Las religiones en la sociedad actual, además de los valores reconocidos en el pasado y en el presente, tienen importancia para todas las personas porque ofrecen un contenido que humaniza, son un espejo de lo que es humano y que nos refleja a nosotros mismos", reflexiona el monje benedictino. "Las religiones añade son un espejo que nos interroga sobre nuestra posición personal ante la dimensión trascendente que, de una manera u otra, está inscrita en el fondo de cada persona".

Según el director de el Scriptorium Biblicum et Orientale de Montserrat, "la Torah, los Evangelios y el Corán son escritos que hablan de Dios y en el sentido más genuino ofrecen una perspectiva que ennoblece la vida que se abre a la esperanza y nos llama a la fraternidad y la paz". El padre Pius-Ramon Tragan fue secretario del abad Aureli Escarré hasta su exilio en Italia y decano de la Facultad de Teología de Roma (1985-1990) y rector (1990-1997) del Pontificio Ateneo de San Anselmo.