Al menos un muerto y 34 heridos en un atentado en la ciudad paquistaní de Lahore

El ataque ha motivado un amplio despliegue de la Policía paquistaní en la zona

Al menos una persona ha muerto y 34 han resultado heridas este lunes por la explosión de un camión bomba en la ciudad paquistaní de Lahore, ubicada en el noreste del país, según ha informado el diario local 'Daily Times'.

EP - Martes, 8 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 08:08h.

MADRID. Las fuerzas de seguridad han confirmado que la explosión ha tenido lugar en un camión cargado de fruta que se encontraba aparcado en una vía del área de Islampura. "El material explosivo se encontraba en el interior del vehículo", ha aseverado Abdulá Jan Sumbal, un alto cargo del Gobierno local.

El ataque ha motivado un amplio despliegue de la Policía paquistaní en la zona, que ha establecido un perímetro de control en busca de posibles artefactos. El camión de fruta donde supuestamente estaban los explosivos quedó completamente destruido, así como un edificio de tres plantas situado en las inmediaciones. Varios coches también resultaron dañados.

Los heridos han sido trasladados a los hospitales de Mayo y Mian Munshi. Al menos cuatro de los afectados se encuentran en estado crítico y diez han sido dados de alta tras recibir tratamiento, según fuentes médicas, que han señalado que la explosión ha provocado un corte en el suministro eléctrico, lo que dificulta la labor del personal sanitario.

Las autoridades paquistaníes han abierto una investigación para determinar las causas del atentado y discernir quién conducía el camión y cuándo llegó éste a la zona. El incidente ha tenido lugar a dos días de la celebración de un mitin por parte del primer ministro, Nawaz Sharif, en la localidad de Lahore.

Los ataques en la capital de la provincia de Punyab se han reducido en los últimos años, pero aún se registran atentados de forma periódica como consecuencia de la actividad de milicias islamistas. Al menos 25 personas murieron en julio, en su mayoría policías, por una explosión suicida reivindicada por los talibán paquistaníes.