El muro del río en Aldunaene se levantará medio metro para evitar el peligro de caída

La obra, cuya ejecución se prolongará aproximadamente por espacio de un mes, comenzará en torno al otoño

Arantxa Lopetegi Esti Veintemillas - Martes, 8 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

donostia- Cuando se llevaron a cabo las actuaciones de urbanización del entorno de Aldunaene, antigua zona de Koipe, las obras de la acera y la nueva alineación de la calzada obligaron a la subida de la cota del suelo con una consecuencia clara: la altura del muro que separa el paseo del río Urumea se redujo a la mínima expresión, con lo que conlleva de peligro para las personas que transitan en la zona.

Por este motivo, el Gobierno local aprobará hoy un dictamen por el que se consigna al departamento de Proyectos y Obras una partida de 50.000 euros que tendrá como objeto elevar, en torno a medio metro, dicho murete en el paseo del Urumea, en el tramo que se sitúa frente al acceso a la Universidad de Deusto.

No son pocas las personas que han observado y se han quejado de la falta de seguridad en este punto del paseo que discurre entre los puentes de Mundaiz y del Lehendakari Agirre, donde puede existir algún riesgo de caídas.

Lo reconocía ayer el delegado de Urbanismo, Enrique Ramos, quien aseguró que estas obras son necesarias por ser este un punto con cierto peligro, por lo que se procederá a dar inicio a las mismas una vez se supere la tramitación previa y se realice la oportuna adjudicación, proceso que se estima pueda estar rematado para otoño.

Esta es una zona muy transitada al conectar con la comisaría de la Policía Nacional en la que se renuevan tanto el DNI como el Pasaporte. La oficina echó andar en este lugar en el mes de junio de 2014, cuatro años después de que entrara en funcionamiento el puente José Antonio Agirre, que incorporó un mural de Manu Muniategiandikoetxea como elemento diferenciador.

Toda las personas que llegan al paseo del Urumea desde este punto o procedentes de Federico García Lorca pueden comprobar cómo, a partir del puente de Mundaiz, el muro que discurre junto al Urumea pierde altura de forma más que evidente.

Preguntadas algunas personas que ayer circulaban por la zona se congratularon por esta decisión que consideran muy oportuna. “No sé cómo no pasan más accidentes con toda la gente que pasa corriendo por aquí”, señaló Miren, que también afirmó que “un par de veces” se había llevado un pequeño susto cuando algún niño se ha acercado demasiado al muro. “Me alegro mucho de que se haga esta obra, aunque ha tardado bastante en llegar”, añadió esta donostiarra.

En la sesión de trabajo de hoy el Gobierno local también ha dado el visto bueno a la incorporación de una partida de 88.219 euros para la impermeabilización del ámbito de Lorea, actuación que desarrolla en cumplimiento de una sentencia.

Jolastokieta