El comité de Fagor CNA busca alternativas previas a la reunión de fin de agosto

Los representantes sindicales y la dirección mantendrán un nuevo encuentro el día 24 para estudiar el futuro de la firma

M. Mariscal Ruben Plaza - Miércoles, 9 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

donostia- El periodo vacacional no da respiro a los representantes de los trabajadores de Fagor CNA Group, que buscan alternativas al plan de viabilidad presentado por el grupo catalán con miras a poder presentar soluciones menos traumáticas en la próxima reunión que se celebrará el próximo 24 de agosto, en la que dirección y comité de empresa proseguirán las conversaciones para asegurar el futuro de la firma.

Fuentes de LAB, sindicato mayoritario en el comité de empresa, confirmaron que, ante la “inmovilidad” del grupo empresarial propietario desde verano de 2014 de la cooperativa quebrada Fagor Electrodomésticos de variar sus posiciones iniciales, los representantes de la plantilla trabajan en la búsqueda de opciones que eviten el despido de más de la mitad de la plantilla.

En contraposición de las medidas “cortoplacistas” que plantea el equipo directivo, según defienden los representantes sindicales, el futuro de Fagor CNA Group pasa por “un plan industrial riguroso y serio a largo plazo” que, en su opinión, no corresponde a la estrategia planteada por el grupo catalán.

Uno de los principales objetivos perseguidos por los sindicatos en su estudio de alternativas “viables” para la planta de Garagartza se refiere al empleo, dado que consideran posible asegurar el mantenimiento de la actividad de la firma sin necesidad de prescindir de las 220 personas que el plan de viabilidad cree necesario despedir para potenciar “las líneas más rentables”.

Por otro lado, consideran importante la implicación de otros agentes en el diseño de una estrategia que consolide la producción en la planta de Garagartza. En concreto, apelan a la participación del Gobierno Vasco y “del propietario de la marca Fagor S. Coop”, que corresponde a Corporación Mondragon, de modo que se aúnen y coordinen las ayudas para estabilizar la situación de una empresa que actualmente se encuentra en preconcurso de acreedores.

Recientemente, CNA Group anunció haber llegado a un acuerdo con las entidades financieras con las que trabaja habitualmente para proceder a la reestructuración de la deuda, condición indispensable para poder implantar su plan de viabilidad, que contempla el cierre de Garagartza, mientras que las plantas de Eskoriatza y la vizcaína de Basauri proseguirán su actividad de producción de ollas, calentadores y termos, líneas que la empresa considera rentables.

inversionesLa asunción por parte de CNA Group de unas pérdidas y una deuda acumulada que rondan los 70 millones de euros se presenta así como el inicio de un proceso cuyo siguiente paso es la búsqueda de un inversor dispuesto a apoyar económicamente el plan de viabilidad y, en este sentido, el grupo catalán ya anunció que se encuentra en contacto con varios interesados en la operación.

Sin embargo, el comité de empresa asegura que “no nos parece de recibo que se dediquen a lanzar noticias positivas para que, de allí a dos días, se comunique la imposibilidad del pago de la nómina”, en referencia a un comunicado que el departamento de recursos humanos de Fagor CNA Group remitió a los trabajadores en el que les informó de que la falta de liquidez impedía realizar el pago de los salarios correspondientes a julio.