Los fuertes disturbios poselectorales en Kenia ocasionan dos muertos

La oposición acusó al partido gobernante de piratear el recuento y centenares de seguidores se manifestaron

Jueves, 10 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

Nairobi- Las principales ciudades de Kenia recuperaron ayer tarde la calma tras los incidentes registrados por la mañana por la acusación de fraude electoral lanzada contra el Gobierno, y permanecían a la espera de un nuevo pronunciamiento público del líder de la oposición, Raila Odinga. La Policía de Kenia dispersó con gas lacrimógeno y disparos al aire a decenas de personas que bloquearon con barricadas algunas calles de Nairobi, tras acusar la Súper Alianza Nacional (Nasa, por sus siglas en inglés) al partido gobernante de haber pirateado el sistema informático de recuento de datos.

Tal y como se temía el martes, los choques tuvieron lugar según avanzaba el escrutinio. Así, con un 76% del recuento, que daba como vencedor al presidente del país, Uhuru Kenyatta, con diez puntos de ventaja sobre Odinga, los incidentes violentos se sucedieron a lo largo del país.

La Policía dispersó con gas lacrimógeno y disparos a decenas de personas en Mathare, un barrio chabolista de Nairobi, y en otros puntos del país, como en Kisumu (oeste), la Policía dispersó del mismo modo a manifestantes que salieron a la calle en apoyo a Odinga.

Tras unas horas de gran agitación, la situación se mantenía en una tensa calma a la espera de novedades. “Estamos esperando a lo que diga Odinga. Si Raila acepta su derrota, nosotros lo aceptaremos. Si lo rechaza y nos pide que salgamos a la calle, saldremos”, declaró Phillip Okea, un vecino del barrio de Kibera, bastión del líder de la oposición. En Eldoret, había centenares de personas en las calles a la espera. - Efe