ANC pide que no se estime la participación

Quiere aplicar el resultado del referéndum sin exigir que participe al menos la mitad del censo catalán

Jueves, 10 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

barcelona- La ANC pidió ayer a los partidos independentistas un consenso político previo para que la independencia salga adelante si obtiene en el referéndum “más votos favorables que votos contrarios sea cual sea el porcentaje de participación registrado”, ante la posibilidad de sufrir un boicot por parte de Ciudadanos, PP y PSC. En un documento interno de la entidad, al que ha tenido acceso Europa Press,sostienen que, dado que en la proposición de ley del referéndum no se hace referencia alguna a la cuestión de la participación, es “del todo necesario el establecimiento de un consenso político previo sobre esta cuestión entre las fuerzas independentistas”.

Así, la organización llama al Govern y a los diputados independentistas a expresar públicamente que, a la vez que se fomentará al máximo la participación para que sea lo más alta posible, la propuesta que se someterá a votación el 1 de octubre será una realidad si se impone, al margen de la participación que se obtenga. Según la ANC, es imposible aventurar con antelación el alcance de un posible boicot por parte de los contrarios a la independencia, por lo que considera necesario que la estrategia de la Generalitat esté diseñada “para defender el veredicto de las urnas en cualquiera de los escenarios”. A su juicio, asumir que no habrá boicot o que no será relevante es “una gestión errónea del escenario prerreferéndum que, por exceso de confianza, puede salir caro al proceso” soberanista.

En la misma línea, apuntan que la normalidad en la práctica de la convocatoria del 1-O pasa por no establecer un mínimo de participación, como ya pasó cuando se sometió a votación el Estatut de 2006, con un 49,5% de participación, y el referéndum de aprobación de la Constitución Europea en España en 2005, con un 41,77%. “En ambos casos, el hecho de que la participación no alcanzara el 50% del censo no quitó legitimidad al resultado ni puso en duda su validez política y jurídica”, destacan. En el caso de Catalunya, constatan que la participación en elecciones que se han celebrado en condiciones de normalidad democrática se ha situado entre el 60% y el 80% del censo, por lo que la mayoría absoluta de los votos válidos emitidos se ha situado, en todos los casos, alrededor del 30% o el 40% del censo. - E.P.