Gasco defiende que el turismo es un “aliado de la economía”

Los socialistas emplazan a Otegi a abandonar los “viejos métodos”

Alex Zubiria Ruben Plaza - Jueves, 10 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h.

donostia- El modelo turístico de Euskadi es “propio y está basado en el prestigio y la calidad”, que además es “sostenible” y que en casos como el de Donostia, “está funcionando desde hace 200 años y todavía tiene mucho futuro por delante”.

Así lo expresaron ayer el teniente de alcalde y concejal de Turismo, Ernesto Gasco;el director de San Sebastián Convention Bureau, Manu Narváez;la directora de Turimo de la Diputación, Maite Cruzado;y el director de Basquetour, Harkaitz Millán, en el Museo San Telmo de Donostia, acompañados por una veintena de representantes del sector hostelero y comercial de la capital guipuzcoana.

El PSE movilizó a sus agentes institucionales del departamento de turismo del Ayuntamiento, la Diputación y el Gobierno Vasco para defender al sector de la campaña de la izquierda abertzale. Gasco les acusó de “orquestar perfectamente una estrategia” y de “volver a los viejos medios”, en alusión al ataque producido la mañana de ayer en la sede de Basquetour en Bilbao y a las pintadas que se han ido registrando en las últimas semanas en las calles de Donostia con el lema Tourist, go home!.

“Ayer tuvimos el récord de pintadas en la ciudad, 16”, aseguró Gasco, añadiendo que “la imagen de Donostia no está en juego, aunque el terrorismo la quiso poner. El turismo es un aliado de la economía y tenemos que tenerlo claro”.

Asimismo, el edil socialista señaló que la manifestación convocada por Ernai, las juventudes de la izquierda soberanista, para el próximo día 17, en plena Aste Nagusia, “no está justificada” y “se les está yendo de las manos como en su momento otros temas, como las basuras”. “La turismofobia no es el problema;en cambio, las pancartas y las pintadas sí que lo son”, señaló Gasco aludiendo directamente a Arnaldo Otegi. “Sorprende que aquellos radicales vayan contra los propios trabajadores de la ciudad”, comentó el concejal preguntándose que “a quién están defendiendo”.

“Se han estado lanzando comentarios nada objetivos y no se puede jugar de forma tan superficial sobre ello”, aseguró por su parte Millán. “El turismo vasco está basado en la sostenibilidad y en la descentralización, y ha tenido un amplio consenso”, añadió el director de Basquetour, refiriéndose a la Ley de Turismo que se aprobó hace un año y que EH Bildu votó a favor.

Dado el crecimiento exponencial que ha tenido el turismo en Euskadi, para Millán “todavía quedan retos por afrontar, pero decir que se ha puesto la alfombra roja al capitalismo es una auténtica marcianada”.

“No queremos levantar muros”Durante la comparecencia, también quisieron señalar la importancia que el turismo tiene para Euskadi, puesto que el pasado año generó 4.100 millones y 100.000 puestos de trabajo, lo que supuso el 6% del PIB.

“Se trata de una realidad que tenemos que tener en cuenta y que para Donostia supone un impacto económico de más de 900 millones, y que además está generada por los propios donostiarras”, expresó Gasco. A este respecto, el teniente de alcalde comentó que uno de cada tres empleos en la capital guipuzcoana están vinculados al turismo.

Aunque las cifras de turistas están siendo superiores a las del pasado año en Euskadi, en Gipuzkoa están siendo ligeramente menores. No obstante, Donostia ha registrado un crecimiento del 4% en julio.

Asimismo, el concejal socialista destacó que el turismo que acude a Donostia es familiar y cultural;y busca “la alta gastronomía y la calidad”, lo que se traduce en “un poder adquisitivo mayor”. “Nuestro modelo es diferente. Es mentira que Donostia sea como otras ciudades, esto no es Magaluf o Benidorm”, aseguró, a la vez que indicaba que se trata de una ciudad “abierta y acogedora, en la que no queremos levantar muros”.

Durante el acto, una veintena de personas se manifestaron a las afueras del Museo contra el modelo turístico de la ciudad, teniendo que intervenir la Ertzaintza cuando se pretendía colocar una pancarta.