Solo falta una guinda

ilusionante a falta de ocho días para el comienzo de la liga, con la continuidad de iñigo el balance de daños ha sido satisfactorio y la real por lo menos mantiene el mismo nivel

Mikel Recalde Ruben Plaza - Viernes, 11 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

donostia- Después de un verano de lo más convulso que se recuerda en el capítulo de entradas y salidas, la Real encara la recta final de la pretemporada con un balance de daños bastante satisfactorio. A falta de solo ocho días para el estreno liguero, la dirección deportiva tiene prácticamente cerrada la plantilla esta temporada. Aunque es difícil entrar en comparaciones sin que se haya competido oficialmente todavía, todo parece indicar que el equipo mantiene el mismo nivel que la temporada pasada. Sobre todo si finalmente se confirma la continuidad de un Iñigo Martínez cuya salida hubiese supuesto un obús en la línea de flotación del proyecto. Además de obligar al club a activar una ofensiva para encontrar sustitutos

En lo que respecta al capítulo de altas, los dirigentes blanquiazules mantienen abierta la esperanza para poner la guinda al plan 2017-18. Como ya informó este periódico, la Real todavía espera la llegada de Ángel Correa con el que habían apalabrado un traspaso de unos 12 millones de euros. Si no llega a ser por la prohibición del TAS al Atlético de fichar en este mercado, el argentino ya estaría entrenando en Zubieta, ya que los madrileños estaban preparados para apuntalar su ataque con las incorporaciones de Vitolo y de Diego Costa.

La situación actual es imprevisible, como la definió una voz autorizada txuri-urdin. Parece muy difícil, pero no se puede descartar que llegue este mes. Si no lo consiguen, su aterrizaje se retrasaría hasta el mercado de enero, cuando aterrizarían en Madrid los dos citados fichajes, con el consiguiente peligro de que, si destaca en estos meses, pueda aparecer un pez más gordo con una oferta superior y se lo lleve. En principio, si no hay sorpresas en el apartado salidas y salvo sorpresa mayúscula, no se producirán más fichajes.

Más agitada se prevé la operación salida. Con el enfriamiento del interés azulgrana por incorporar a Iñigo Martínez, los focos empiezan a girarse de nuevo hacia Sergio Canales. El club le ha dicho por activa y por pasiva que no quiere desprenderse de sus servicios y lo que parecía una marcha casi inevitable por el mes de junio puede acabar con el jugador adquiriendo un papel de mayor protagonismo en el equipo, como se está comprobando en la pretemporada, en la que ha actuado a buen nivel. Gaztañaga, que sigue sin salir pese a que el club le está presionando dejándole fuera de la convocatoria de los amistosos, algo que no hacía el año pasado con Granero, que tampoco contaba, y Concha, que necesita tener minutos al no poder permitirse pasar un año como el anterior, son los dos futbolistas que cuentan con muchas opciones de abandonar Zubieta. El resto parece tener asegurada su plaza entre los 25 elegidos.

porteríaEn el análisis línea por línea, en la portería el nivel será bastante parejo al de los años anteriores. Rulli volverá a tener el cartel de indiscutible y Toño será su suplente. Sisniega, que podrá jugar en el Sanse al mantener la misma ficha, será la única novedad como tercero tras la marcha de Ander Bardají.

defensaEl puesto que deja más dudas sobre si ha empeorado respecto al curso pasado es el de lateral izquierdo tras la marcha de Yuri al PSG. Kevin es la apuesta de presente y futuro del club, aunque para protegerle han traído a un jugador de experiencia como De la Bella. Por cierto que el catalán, que lleva más días de pretemporada que el resto, está como un tiro tal y ,como acreditó en Burgos, y podría iniciar el campeonato hasta de titular.

A la espera de Carlos Martínez, Odriozola y Aritz cubren el lateral derecho y en los centrales, con Iñigo, la llegada de Llorente en lugar de Mikel González apunta a elevar la competencia en el eje de la zaga.

centro del campoLa medular es probablemente la línea que ha respirado más tranquila en este verano. Los tres titulares del curso pasado, Illarra-Zuru-Prieto no han corrido peligro de marcharse. Quizá se podría echar en falta reservas de garantías, pero no se puede olvidar que, además de Pardo, Zubeldia, Guridi y, como grata sorpresa, Guevara, son futbolistas que prometen mucho y en los que están depositadas muchas esperanzas en la dirección deportiva. Por segunda pretemporada, Eusebio ha probado con Oyarzabal, que puede jugar donde quiera, más retrasado.

delanteraEl potencial ofensivo blanquiazul ha aumentado considerablemente respecto al curso pasado. La vuelta de Agirretxe y la llegada de Januzaj, cuya calidad está ilusionado mucho, ha fortalecido una línea que para sí quisieran la gran mayoría de equipos de Primera. Vela, que se irá en enero, Willian, Juanmi, Canales y Bautista garantizan la competencia y una pegada que pueden convertir al ataque en temible.