Mesa de Redacción

De primeras

Por Jurdan Arretxe - Viernes, 11 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Twitter da la alerta: “ÚLTIMA HORA. Un hombre armado con una motosierra descuartiza a tres viandantes en Londres”. Twitter, como si fuera una voz, un alguien, sigue informando: “AMPLIACIÓN. La Policía británica investiga el suceso de esta mañana en Londres. No se descarta motivación yihadista”. Estaría bueno que la Policía no investigara por qué un señor sale de casa con una motosierra, pero parece que para sobrevivir en Twitter hay que hacer noticia de lo obvio. Ya es mediodía y se suceden las ampliaciones: en realidad son dos personas las atacadas, pero se desconoce el dueño del brazo que ha aparecido en la acera. Podría, intuye el lector, ser del terrorista yihadista que, principiante en el arte motoserril, se ha cortado cuando trataba de arrancarla. “Las investigaciones prosiguen su curso”. Que es como decir algo sin decir nada, pero si somos los primeros en decirlo, triunfamos. Hace tiempo olvidamos que en el periodismo no importa ser el primero, sino ser el primero en hacerlo todo bien. Como en el sexo. Un huracán de tuits después, la Policía baraja a primera hora de la tarde una única hipótesis: el señor de la motosierra conocía a sus víctimas, a quienes acusaba de su quiebra familiar. Corremos tanto que Puerto Hurraco hoy hubiese sido, de primeras, un atentado yihadista.