El cartel de la CUP para apoyar el 1-O indigna tanto al PDeCAT como al PP

La izquierda independentista catalana lanza una campaña en la que equipara a Artur Mas con Rajoy o Felipe de Borbón

Viernes, 11 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Barcelona- La izquierda independentista, integrada por la CUP, Arran y Endavant, entre otras organizaciones, presentó ayer su campaña para el referéndum del 1-O, que plantean como una oportunidad de “barrer el capitalismo, el patriarcado, la corrupción y la monarquía”, que consideran las principales estructuras del poder y en las que incluyeron tanto al expresident Artur Mas como al rey español Felipe de Borbón.

La portavoz de Arran, Mar Ampurdanès, reivindicó el referéndum como la posibilidad de “derribar todas las estructuras de poder”, que la diputada de la CUP Anna Gabriel calificó como desiguales, misóginas y patriarcales, y de construir una eventual república catalana socialista, feminista y ecológicamente sostenible.

La campaña, con el lema ¡Barrámoslos! Desobediencia, autodeterminación, Paisos Catalans, está ilustrada con un cartel en el que aparece una mujer barriendo al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy;al rey Felipe de Borbón;al expresidente José María Aznar;a los expresidentes de la Generalitat Jordi Pujol y Artur Mas, y al cardenal Rouco Varela, entre otros.

“Son símbolo del régimen que queremos romper”, explicó Ampurdanés sobre las personas que aparecen en el cartel, que también están dibujados junto a objetos que los vinculan con casos de corrupción o hechos que han protagonizado, como Rajoy con un sobre lleno de dinero, Mas y Pujol con el 3% y el caso Palau, y Aznar con un misil haciendo referencia a la Guerra de Irak.

También aparecen la hermana de Felipe de Borbón, Cristina de Borbón;la exalcaldesa de Valencia Rita Barberà;el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez;el expresidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra;el expresidente del Govern balear José Ramón Bauzà, y el torero Juan José Padilla.

Pese a que no se dieron detalles sobre cómo se desarrollará esta campaña, Ampurdanès explicó que realizarán actos en diferentes partes de los Paisos Catalans para visualizar que “el referéndum es una herramienta más para construir un nuevo modelo de país”.

Esta campaña se llevará a cabo de manera paralela a la que inició la CUP en junio para el al referéndum bajo el lema Vivir quiere decir tomar partido, y a la que realiza Arran en contra del turismo masivo, que Ampurdanés sostuvo que continuará.


Indignación La comparación de Mas y el presidente español no gustó en el PDeCAT. Su coordinador organizativo, David Bonvehí, tildó de “miserable” en Twitter la equiparación que hizo CUP: “Poner en el mismo saco a Mas y Rajoy es miserable. Uno condenado por demócrata, el otro jefe de un Estado que persigue las ideas. Dais pena”.

Por su parte, el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, aseguró también a través de la misma red de microblogging que el cartel de la izquierda independentista de presentación de la campaña para el 1-O evidencia el fascismo, a su juicio, de la CUP: “¿También nos pondréis un brazalete? Sois una vergüenza”. - E.P.