Casi 3.000 guipuzcoanos atendidos al final de la vida

Los equipos de atención psicosocial de la Obra Social la Caixa han tratado también a casi 5.000 familiares

Viernes, 11 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Donostia- Un total de 2.843 enfermos guipuzcoanos en fase terminal y 4.676 familiares han sido acompañados por los equipos de atención psicosocial de la Obra Social la Caixa, que ofrecen un apoyo psicológico, emocional, social y espiritual a los pacientes y sus allegados en un momento tan importante como es el final de la vida.

Según informó la entidad, en Gipuzkoa los Equipos de Atención Psicosocial actúan a través de la Fundación Matia en el Hospital Universitario Donostia, en el Hospital Ricardo Bermingham de la capital guipuzcoana, en el Hospital de Mendaro y en el Centro Gerontológico Argixao de Zumarraga.

Estos equipos, que actualmente trabajan en un total de 123 hospitales del Estado, están formados por psicólogos, trabajadores sociales, enfermeros, médicos, agentes pastorales y voluntarios que acompañan a las personas con enfermedades avanzadas y les ayudan a resolver temas difíciles de tratar en estas situaciones relativas a las comunicaciones con la familia y el entorno.

En las entrevistas realizadas por los profesionales a los pacientes con necesidad de cuidados paliativos, en las conversaciones surgen cuestiones como “la necesidad de ser reconocido como persona y de hacer una revisión de su vida y del pasado”. Los pacientes también aluden a la necesidad de encontrarle “sentido a la existencia, liberarse de la culpabilidad, reconciliarse y sentirse en paz y perdonado”. Otros enfermos mencionan la necesidad de “un más allá y de una auténtica esperanza, de expresar emociones y vivencias religiosas, y de amar y ser amado”.

Los resultados evidencian que, cuanto más alto es el nivel de sufrimiento de los pacientes, “mayor es la efectividad” de la intervención de la atención psicosocial. - N.G./E.P.