El valle de Sastarrain contará con presencia de euskal pottoka

Se busca poner en valor la historia del animal en la zona de Zestoa con ejemplares que se podrán observar y montar

Viernes, 11 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

donostia- Los caballos han sido los protagonistas en Zestoa y en el valle de Sastarrain desde hace 14.000 años. Las cuevas de Ekain son testigos de esa historia. En ellas se encuentran varias pinturas que representan a este animal y que fueron declaradas patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Estos primeros caballos pertenecían a la raza Przewalski, famosos por su temperamento y por su pequeño tamaño. La actual pottoka vasca puede considerarse su descendiente, y encaja perfectamente con el entorno prehistórico de Ekainberri.

Con el objetivo de poner en valor la historia de este animal, considerado durante años sagrado, casi mágico, y de suma importancia para la labranza y la carga en los caseríos de la zona, este verano el valle de Sastarrain contará con la presencia de varios ejemplares, que se unen a la amplia oferta relacionada con caballos en la zona.

Aunque la euskal pottoka no es exactamente el mismo tipo que habitó el lugar en la prehistoria, se trata de una raza especial que puede formar parte perfectamente de las especies que ya se exponen.

De este modo, junto a las habituales actividades que se llevan a cabo en la Granja Escuela de Sastarrain como pintar, hacer fuego o cazar, se podrá conocer mejor a este animal. Durante los fines de semana los visitantes tendrán la oportunidad de observar varios de estos ejemplares y los más pequeños podrán montar y pasear por el valle sobre ellos.

Las cuevas de Ekain permiten vivir la prehistoria en su integridad. A su campamento prehistórico, donde se ponen a prueba las habilidades de los visitantes, se le une ahora la presencia de la pottoka vasca, que permite conocer mejor qué tipo de animal habitaba la zona. - N.G.