El ‘veroño’ dice ‘hasta luego’

Las temperaturas, seis grados más bajas de lo habitual, se recuperan a partir de hoy

Andrea Valle - Viernes, 11 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Donostia- Al mal tiempo buena cara, o eso dicen, pero la verdad es que este verano está teniendo cierto complejo de otoño, y poner buena cara sin estar en la playa cuesta. Las temperaturas de este mes son propias de octubre y noviembre, teniendo de máxima 19 grados, cuando lo habitual sería que los termómetros llegaran a los 25 o 26. Esos seis grados menos han hecho que en todo Euskadi se haya tenido que sacar algo de abrigo, y por si eso fuera poco, en estos primeros días de agosto los paraguas han reinado. Lo normal durante este mes es que llueva cerca de siete u ocho días, pero ya han pasado diez, y la mitad han estado pasados por agua.

Este mal verano no es algo inédito ni insólito, los pasados años 2002, 2007 y 2009 fueron parecidos: frescos, nubosos y pasados por agua. Cada cierto tiempo aparece un verano como este, para recordar que Euskadi tiene apego a los paraguas y, por ello, no deja que cojan polvo. Pero tampoco hay que dejar abandonadas las chancletas, porque desde hoy cada día que pase será mejor que el anterior, según señalan fuentes meteorológicas. A partir de esta tarde, aunque se podrá ver alguna que otra gota, el sol saldrá y permitirá que mañana y el domingo las temperaturas alcancen los 25 grados, acercándose más a valores propios en esta época del año. Sin embargo, los expertos avanzan que no tienen claro hasta cuándo durará esta mejoría.

En el estado El tiempo fuera de Euskadi también mejorará. Tras tres días de un descenso brusco de temperaturas, con valores poco normales para el verano, los termómetros empezarán a recuperarse hoy en toda la península y en Baleares. El verano empezó con olas de calor por todo el Estado, ahora deja un tiempo propio del otoño y según afirman fuentes meteorológicas, se espera una segunda quincena llena de vaivenes

Máxima

Donostia. Las máximas ayer apenas alcanzaron los 20 grados. En Donostia, por ejemplo, la estación de Miramon se quedó en los 19,6 grados y en Arrasate no superó los 16,8.