Kutxabank no logra un acuerdo que facilite la venta de Itínere

La división entre accionistas de la concesionaria de autopistas retrasa la desinversión de la entidad a la espera del arbitraje

Sábado, 9 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

dOnostia- El grupo Itínere, -titular entre otras de las autopistas vascas Europistas que une Armiñon (Álava) y Burgos, y Audenasa que enlaza las localidades navarras entre Irurzun y Tudela-, está participada, entre otras, por la entidad financiera vasca Kutxabank con un 16%, que no consigue, junto con Sacyr y otros socios financieros, impulsar un acuerdo para vender la compañía dada la división de posturas existente entre unos accionistas y otros.

De hecho, la venta de Itínere estará en suspenso al menos seis meses como consecuencia de la disputa que mantienen sus accionistas en cuanto a la venta de sus participaciones en la compañía.

Medio año es el tiempo en el que se estima la duración del proceso de arbitraje que hace unos meses instó el grupo accionarial formado por Sacyr, Kutxabank y Abanca contra el fondo estadounidense Corsair Capital con el fin de superar el rechazo que esta entidad mantiene a que los otros tres socios vendan sus participaciones en Itínere, que suman un porcentaje mayoritario del 55,4% de su capital.

El director general financiero de la constructora Sacyr, Carlos Mijangos, fue quien puso de relieve la situación actual de Itínere aunque mostró su confianza en que el mercado mantenga en ese tiempo el interés manifestado por la concesionaria de autopistas, dada la calidad de sus activos y la recuperación que el sector registra en el Estado español ya que, según Seopan, en el primer semestre el tráfico por las autopistas de peaje ha aumentado más del 6%. En este contexto de recuperación de la demanda, el grupo Globalvía se había ya impuesto al interés mostrado por grandes fondos internacionales.

El directivo de Sacyr, según Europa Press, se mostró muy crítico con Corsair, ya que, en su opinión, a pesar de contar con una posición minoritaria frente al resto de los socios, “ejerce como mayoritario y, además, está incumpliendo el compromiso que adquirió respecto a permitir vender sus participaciones al resto de socios”. Por ello, la constructora y el resto de socios en Itínere decidieron promover un arbitraje ante la Cámara de Comercio de Madrid. - N.G.