ekonomia

CNA no rentabiliza Fagor en un mercado de electrodomésticos que crece el 3%

Los 327 trabajadores de Edesa Industrial defienden mantener la fabricación de los aparatos en las plantas vascas

X. Aja - Domingo, 10 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

donostia- El grupo catalán CNA, primer accionista de Fagor Electrodomésticos-Edesa, presentará mañana un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para la rescisión de los contratos de los 327 trabajadores de la plantilla. La razón esgrimida por la dirección de la empresa de Barcelona es la acumulación de pérdidas, una deuda de más de 100 millones, con áreas de negocio como la línea blanca cuya fabricación en Euskadi, según la compañía, no es rentable.

Más allá de que las previsiones iniciales del grupo que lidera Jorge Parladé fuesen en exceso optimistas confiando en la fortaleza de la marca Fagor en el Estado español, la realidad es que CNA no ha podido o sabido rentabilizar la toma de control de la compañía vasca en medio de un mercado que, pese a todo, ha estado en crecimiento en los tres últimos años en los que CNA-Cata ha controlado la actual Edesa Industrial.

Y no ha conseguido rentabilizar Fagor Electrodomésticos en un mercado español en el que la industria de electrodomésticos de línea blanca, lavadoras, frigoríficos, lavavajillas etc., está creciendo a tasas del 3%. En concreto, los datos de la patronal del sector Anfel registran crecimientos sectoriales del 3% en valor y del 2,9% en volumen hasta el mes de julio de este mismo año.

Estas cifras confirmarían la consolidación de la recuperación del mercado. Con unas ventas en 2016 de 1.855 millones de euros, fruto de un crecimiento entre el 3% y el 3,8%, la trayectoria marcada en el primer semestre de 2017 apunta a una línea similar para todo el año.

Es más, los analistas consideran que el mercado español de electrodomésticos todavía tiene un cierto margen de crecimiento. Con los datos demográficos actuales, España tiene una población de 46.528.966 personas y 18,4 millones de hogares, se pueden augurar unas ventas de algo más de siete millones de aparatos anuales. Teniendo en cuenta que el último ejercicio terminó con 6.617.500 unidades vendidas, Fagor-Edesa, tendría margen para crecer.

¿Qué ha podido pasar? Una vez más, según economistas vascos, se confirmaría que la financiera no es una de las fortalezas de las empresas industriales, tanto en Euskadi como en España, y el endeudamiento puede ser un problema por barato que este el precio del dinero.

Un tema importante son los costes de producir en Euskadi unos electrodomésticos de una digna gama media pero que se ve incapaz de repercutir en el precio esa calidad media en épocas del low cost, máxime cuando las series que se fabrican son pequeñas comparadas con las de los grandes competidores internacionales. Los consumidores sólo pagan más por las marcas premium, normalmente alemanas, mientras que la competencia por la gama baja de compañías que fabrican en países de bajos costes laborales comparados con Occidente, léase Turquía o China, complica mucho más las cosas.

El temor del colectivo laboral es que CNA pretenda hacer lo que ya han inventado otros, fabricar en, por ejemplo, China, Turquía o Marruecos, y comercializar en el Estado con la marca Fagor porque el precio se ha convertido en un elemento clave en las decisiones de compra y si en 2016 se produjo un repunte de los precios medios del 1,2%, este año ocurre al revés con cerca de un punto a la baja.

Y 2016 no fue un mal ejercicio para el sector, porque, según Anfel, la facturación aumentó el 3,8% de la mano de un incremento del 3,33% en unidades vendidas, lo que supuso 213.481 aparatos más que en 2015. Ello supone unos 6.617.500 aparatos frente a los 6.404.000 de 2015.

Las ventas de hornos crecieron el 5,58% y las lavadoras, un 4,68%, por citar dos de los productos más importantes del catálogo del actual grupo Fagor-Edesa.

Electrodomésticos

Facturación. CNA contemplaba alcanzar una facturación de 126 millones de euros en 2016 y 350 millones en cinco años. Con la apertura de tres plantas en Oriente Medio, Norte de África y China. La realidad ha sido mucho más modesta, 76 millones de euros en 2016

Mercado español. En 2016 las ventas de electrodomésticos crecieron un 3,8% con unos 6,6 millones de aparatos, un 3,3% más en unidades, según Anfel.