Pyongyang reivindica su estatus de país nuclear en su aniversario

El régimen de Corea del Norte celebra su aniversario sin ninguna demostración de fuerza

Domingo, 10 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Seúl- En el 69º aniversario de su fundación, Corea del Norte desafió ayer a la comunidad internacional y reivindicó su estatus de “nación nuclear invencible” en medio de una etapa de especial tensión tras su última prueba atómica. A través de su principal diario, Rodong Sinmun, el régimen de Kim-Jong-un defendió que las armas nucleares hacen al país “más seguro” y que Corea del Norte debería seguir desarrollando un arsenal más sofisticado. “El sector de la Defensa, de acuerdo con la política byeongjin del partido (que consiste en impulsar a la vez el progreso económico y el desarrollo nuclear) debe hacer armas propias de vanguardia en mayor cantidad”, señaló en primera página el diario del Partido de los Trabajadores.

La festividad, una de las más importantes del país, llega justo una semana después de que Corea del Norte realizara el pasado domingo su sexta y más potente prueba nuclear, lo que ha desencadenado una fuerte condena de la comunidad internacional y la petición de que se endurezcan las sanciones al aislado país estalinista.

La prueba atómica se realizó en medio de una importante escala armamentística del régimen de Kim Jong-un, que ha lanzado unos 20 misiles balísticos este año, incluidos dos nuevos de largo alcance en julio, que se cree que podría alcanzar territorio de EEUU y uno el pasado 29 de agosto que sobrevoló territorio japonés.

A pesar de las duras condenas desde el exterior y las amenazas de Washington, Pyongyang sigue defendiendo su derecho a convertirse en una “plena potencia nuclear” como un mecanismo para la autodefensa.

“No vamos a dar ni un paso atrás en nuestro camino de seguir con los esfuerzos para impulsar la disuasión nuclear y así defender a nuestro gobierno y la gente de la amenaza de una guerra nuclear por parte de EEUU”, aseguró el viceministro de Exteriores norcoreano Choe Hui-chol durante una reunión el viernes con embajadores en Pyongyang, según recogió ayer la agencia estatal KCNA.

Alerta en SeúlPor su parte, la vecina Corea del Sur se mantuvo ayer alerta y observa cualquier signo que indique que el régimen de Kim Jong-un pueda llevar a cabo nuevas provocaciones. Desde hace días, las autoridades de Seúl han insistido en que Pyongyang estaría preparando un nuevo lanzamiento de misiles o incluso una nueva prueba nuclear que coincidiría con el aniversario, aunque fuentes militares citadas por la agencia Yonhap, reconocieron ayer que no se han detectado señales que sugieran una acción inminente. Mientras, la comunidad internacional ha acelerado en los últimos días sus contactos diplomáticos para imponer más presión sobre Corea del Norte y la ONU podría imponer las sanciones más duras hasta la fecha sobre el régimen de Kim Jong-un. - Efe