Stephens culmina su gesta

final la estadounidense, que este año bajó al puesto 957 del ránking mundial tras una larga lesión, se proclama campeona del us open al vencer a madison keys por 6-3 y 6-0

Lunes, 11 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

nueva york- La estadounidense Sloane Stephens alzó el primer Grand Slam de su carrera al imponerse el sábado por la noche a su compatriota Madison Keys, a quien barrió en dos sets (6-3, 6-0) y apenas una hora de partido en la pista Arthur Ashe de Nueva York.

Stephens dominó de principio a fin para tumbar a su amiga pero rival en la central de Flushing Meadows. La verdugo de Venus Williams en semifinales mostró el gran tenis de su segunda semana, mientras que Keys no encontró reacción ante el vendaval rival en la primera final estadounidense del US Open desde la que jugaron las Williams en 2002.

Después de once meses de lesión, Stephens culminó un verano soñado en el que ha saltado del número 957 del mundo al 17 del ránking de la WTA. Semifinalista en Toronto y Cincinnati, recordó de golpe el tenis que le hizo ganar tres títulos el año pasado y otro más en 2015.

En el último escalón del Abierto de su país, Stephens brilló ante una Keys que se convirtió en mera espectadora. Con solo seis errores no forzados en la gran cita de su vida, Stephens camino sólida y se llevó el primer set con dos break y un juego que no dejó de mover a su rival.

Keys no supo frenar el asalto al título de su compatriota y se vio con un 4-0 en contra al que trató de sacar orgullo. En el quinto juego tuvo un 0-40 para soñar con la remontada, pero Stephens no lo quiso, manteniendo su saque para cerrar la final a continuación, culminando una gesta impensable.

“tomé la oportunidad”Stephens consideró una “locura” haberse proclamado campeona del US Open tras pasar por una cirugía que la mantuvo más de once meses fuera de juego. “No podía levantar peso durante 16 semanas, así que no podía andar o poner presión en mi pie”, recordó Stephens sobre la operación a la que se sometió en enero.

“¿Sabía que esto acabaría así después de no jugar al tenis durante meses y estar de baja once meses? No creía que pudiera ser. Pero trabajé duro y tomé la oportunidad cuando vino”, reconoció.

Visiblemente feliz, contestando con bromas y jovialidad, Stephens dijo que era una “locura” haber ganado un Grand Slam, el primero de su carrera, y “aún más increíble” tratándose del Abierto y siendo ella estadounidense.

Sobre su actuación, dijo que fue “suficientemente afortunada” para “aguantar un poco más de tiempo”. “Salí y cumplí y corrí detrás de cada bola, eso es todo en lo que me concentré”, destacó.

La tenista floridana, de 24 años, quiere aprovechar el momento tras el mejor triunfo de su carrera, que llega tras una larga época de baja: “Hace cinco semanas era la novecientos y pico de la clasificación, no era una amenaza. Voy a quedarme con eso y surfear la ola todo lo que pueda”, declaró Stephens, quien estaba “preocupada” por tener que usar su ránking protegido para entrar en el Abierto. “Estaba literalmente horrorizada, pero ahora mi ránking actual es mejor que mi ránking protegido, lo que cambia las cosas un poco. Todavía no lo he asimilado pero espero que en un poco de tiempo, cuando me tumbe y me relaje y lo piense, me dé cuenta de que realmente soy la campeona del Abierto”.

“sloane siempre tuvo talento”La finalista, Madison Keys, alabó a la ganadora: “Siempre he sabido que Sloane Stephens tenía talento. Cuando llegó a semifinales en Australia, todos vimos lo buena que era y eso siempre ha estado ahí. Decididamente no estoy sorprendida de que fuera capaz de esto”, dijo la estadounidense, que reconoció haber pasado muchos nervios en la que era su primera final de un torneo grande. “No he jugado mi mejor tenis y lógicamente estoy decepcionada, pero en un par de días estaré muy contenta”, comentó Keys, que también llevaba un año difícil debido a una doble operación de muñeca. - Efe/E.P.

challenger de sevilla