DURANTE seis meses

La Naval de Sestao anuncia un ERE de suspensión temporal y el despido de los eventuales

La dirección de La Naval de Sestao ha comunicado este lunes a la plantilla que va a proceder a la apertura de un ERE de suspensión temporal de empleo de seis meses para los 181 trabajadores que constituyen la plantilla fija y al despido a lo largo de este mes de todos los eventuales, como paso previo a la tramitación de la solicitud.

EP - Lunes, 11 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 16:45h.

BILBAO. El equipo directivo actual del astillero ha trasladado a los representantes sindicales que va a proceder a esa decisión ante la "falta de trabajo" y la "ausencia de fondos y liquidez" porque "la gente no puede estar mirando", según han informado a Europa Press fuentes sindicales.

Antes de la apertura del expediente, el comité celebrará "tres o cuatro reuniones" previas para conocer los extremos en que se llevará a cabo la suspensión temporal, una decisión que acarreará asimismo el despido de todos los trabajadores con contrato temporal que en este momento operan en el astillero.

Por otro lado, representantes del comité de La Naval se han reunido este lunes con los cuatro alcaldes de Ezkerraldea en el Ayuntamiento de Sestao, en una reunión presidida por el alcalde del municipio, Josu Bergara.

Los portavoces sindicales han solicitado de los alcaldes de la zona un compromiso firme con la viabilidad del astillero después de hacerles entrega de un comunicado para que hagan pública una declaración institucional conjunta en defensa de la importancia estratégica del sector naval para Ezkerraldea.

"Lo más importante es que estén de acuerdo todos los partidos a nivel de plenos en apoyar esa postura pública", han remarcado los representantes sindicales.

RETICENCIAS

Según han explicado los sindicatos, los alcaldes "no han sido tan claros" a la hora de mostrarse públicamente favorables a la creación de una mesa de negociación a tres bandas, que estaría integrada por los gobiernos central y vasco y los representantes de los trabajadores. En ese punto, se han mostrado "más reticentes, pero creemos que sí la van a apoyar al final" ya que han trasladado que lo van a estudiar, ha afirmado el secretario del comité, Juanjo Llorden.

La defensa de la creación de esa mesa, que el viernes la consejera Arantxa Tapia no consideró prioritaria hasta no encauzar el solicitado concurso de acreedores, sigue siendo, en cambio, un punto "irrenunciable" en la postura sindical. "No vemos otra solución, y si hay otra alternativa a la búsqueda conjunta de una salida viable para el astillero, que nos la digan", han indicado los representantes sindicales.

El comité ha emplazado a los cuatro alcaldes con los que se ha reunido, Josu Bergara (Sestao), Mikel Torres (Portugalete), Amaia del Campo (Barakaldo) y Aintzane Urkijo (Santurtzi) a que digan si consideran como alcaldes que el sector naval "es estratégico" para la zona, a lo que les han contestado "los cuatro que sí".

El comité también ha reclamado de los máximos responsables municipales, que les han comentado que "no se creen que se haya hecho tan mala gestión del astillero", un compromiso para divulgar en sus respectivos municipios la situación del astillero y a que hagan una declaración conjunta el miércoles 20, el día previo a la celebración de la manifestación que recorrerá la zona, en la que pidan la participación y la presencia de la ciudadanía en la marcha.

Llorden ha recordado que también van a acudir al Parlamento Vasco a pedir a todos los partidos con representación parlamentaria que aprueben en pleno un comunicado de apoyo al astillero y a su viabilidad.

"No nos vale que nos apoyen en sus sedes y ayuntamientos para la tele, queremos que nos apoyen en la petición de un posicionamiento formal e institucional a favor del futuro de la naval en una pregunta que vamos a registrar en Gasteiz. Que digan si La Naval es estratégica para el futuro industrial de este país.", ha señalado.

Llorden ha lamentado que parezca que hay que "presionarles demasiado y no ven el problema que tienen encima, el declive de toda la comarca. La pérdida de La Naval sería un bombazo, otro más, para la zona. Si alguno piensa que aquí va a haber una fábrica de zapatos está equivocado. Aquí la única solución es que La Naval siga construyendo grandes barcos y que los dos gobiernos vengan con un inversor y les diga que esto tiene que ser así entre todos", ha afirmado el secretario del comité del astillero.