Las mujeres vascas trabajan más y ganan menos que los hombres

Un estudio de La Caixa muestra que dedican 1,1 horas diarias más en labores no retribuidas. El último informe del INE señala que en la Comunidad Autónoma Vasca cobran un 25% menos

X. Aja - Lunes, 11 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

donostia- Hay una percepción casi generalizada de que la incorporación de la mujer al mundo laboral no ha supuesto una verdadera igualdad de género por varias razones. La primera porque son las representantes femeninas las que en mayor medida se encargan de las tareas domésticas y porque en el reparto del trabajo se ocupan en muchos casos de las labores peor retribuidas con el resultado de que en Euskadi, las mujeres trabajan más horas y ganan menos dinero que los hombres. El Eustat señala que solo el 8,7% de los hombres dedican más de dos horas diarias a las tareas domésticas y en cambio el 28,3% de las mujeres destinan más de tres horas diarias a las mismas. Y el salario es un 25% inferior en las mujeres vascas que en los hombres.

Y esta situación, en la que las mujeres trabajan más y ganan menos, se extiende al conjunto del Estado español. Un reciente informe de La Caixa señala que las mujeres entre los 21 y los 65 años trabajan 1,1 horas más al día, o sea unas 400 horas más al año, que los hombres en el Estado español. A título de comparación, el convenio estatal de Comercio recoge una jornada laboral anual de 1.772 horas lo que supone que el trabajo femenino de más sería el equivalente a un 22% del trabajo regulado anual. El problema añadido es que mayoritariamente las mujeres lo hacen en actividades por las que no perciben ninguna retribución económica y, por lo tanto, están fuera de la protección que supone tener un empleo remunerado.

El estudio Mujeres y hombres, consumo y producción a lo largo de la vida. Una relación desigual, del Centre de Estudis Demogràfics y divulgado por el Observatorio Social de La Caixa muestra un trabajo de un grupo de trabajo liderado por Elisenda Rentería con la colaboración de Rosario Scandurra, Guadalupe Soto y Concepció Patxot, en el que se constata la relación desigual entre género existente a nivel de trabajo por franjas de edades.

Rentería recordó, según Europa Press, que la situación de España es similar a la de países del sur de Europa como Italia, en los que la incorporación masiva de las mujeres al mercado laboral no ha ido acompañada de una reducción de la actividad trabajadora en, entre otras labores, el cuidado de personas menores (hijos), y mayores (padres), así como en las tareas del hogar.

Las razones de que las mujeres trabajen más horas que los hombres al cabo del año tiene que ver, según las autoras del estudio, a la persistencia de “cuestiones culturales e institucionales”, por un lado, y a la falta de medidas públicas relacionadas con las bajas de maternidad, que no son suficientemente largas, por otro.

En el informe se señala que la citada desigualdad podría ser una de las consecuencias del “escaso desarrollo en España de la provisión pública de servicios de cuidado infantil y de cuidados en situación de dependencia”. Y lo grave es que el envejecimiento de la población está agravando una problemática, el cuidado de los mayores, que recae, en mayor medida en el género femenino.

Las autoras del informe destacan en el Estado español el “rápido e importante cambio hacia un modelo económico de doble ganancia, en el que los dos miembros de la pareja trabajan jornadas completas”, aunque los ingresos laborales femeninos se reducen significativamente al tener hijos.

Un hecho a resaltar es que las mujeres realizan solo un 39% de toda la producción de mercado en el Estado español, si bien se encargan del 67% de la producción no remunerada, sobre todo relacionada con el trabajo doméstico, cuidado de los niños y familiares dependientes.

El colectivo femenino realiza actividades no remuneradas prácticamente a lo largo de toda su vida adulta, mientras que los representantes del género masculino solo lo hacen entre los 30 y los 50 años, que suele coincidir con esas fases de la vida en que son padres de niños pequeños.

Los resultados del estudio ponen de manifiesto la importancia que tienen los cuidados y las actividades laborales no remuneradas en el bienestar de las personas, así como la necesidad de repensar el sistema de políticas públicas y sociales con el fin de reducir los costes de conciliar la vida familiar con el trabajos.

Salarios más bajosAl hecho de tener que trabajar más horas que los hombres se le suma el que los salarios que perciben las mujeres es muy inferior al de los hombres. Normalmente -al menos en Euskadi no suele ocurrir-, no se trata de que a igualdad de trabajo una representante femenina cobre menos que uno masculino, sino que las mujeres tienen en mayor medida los trabajos menos remunerados.

El resultado es que en la Comunidad Autónoma Vasca, una mujer trabajadora cobra de media un 25% menos que un hombre o lo que es lo mismo para llegar a final de año con el mismo salario medio que un hombre, una mujer vasca tendría que trabajar, teóricamente, unos 123 días más al año.

En concreto, la ganancia media anual que ingresan las mujeres en Euskadi se sitúa un 24,28% por debajo de la media de los hombres, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) hechos públicos el pasado mes de junio.

La situación en la Comunidad Autónoma Vasca es similar a la de otros territorios del Estado español. Como en el resto de comunidades autónomas, las ganancias medias de las mujeres se sitúan por debajo de la de los hombres. En el caso del País Vasco, las mujeres cobran el 75,7% de lo que perciben los hombres, mientras que el ratio medio del Estado español es de 77,1%.

Informe tras informe la realidad es tozuda pese a los esfuerzos en aras de la igualdad la realidad es que las mujeres vascas ganan menos y trabajan más que los hombres y el mundo económico, en los consejos de administración ocupan muchos menos puestos que los hombres. Si atendemos a las 35 empresas del Ibex solo el 20% de los puestos de los consejos es ocupado por féminas.

Mujeres y trabajo

Horas. Las mujeres entre los 21 y los 65 años de edad trabajan 1,1 horas más al día que los hombres en el conjunto del Estado español, aunque mayoritariamente lo hacen en actividades por las que no perciben ninguna retribución y están fuera de la protección que supone tener un empleo remunerado, según un estudio del Centre de Estudis Demogràfics y divulgado por el Observatorio Social de La Caixa.

Salario. La ganancia media anual de las mujeres en la Comunidad Autónoma Vasca se sitúa un 24,28% por debajo de la media del colectivo de hombres, según los datos de la Encuesta de Estructura Salarial del (INE). En el caso de Euskadi, las mujeres cobran el 75,7% de lo que perciben los hombres, mientras que el ratio medio del Estado es del 77,1%