El huracán ‘Irma’ arrasa con las propiedades de varios famosos

Pippa Middleton, Robert de Niro o Donald Trump son algunos de los afectados con casas en el Caribe

A. García - Martes, 12 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

donostia- El huracán Irmaha llegado a la costa de Miami y más de 6,3 millones de personas han recibido la orden de salir de sus calles. Muchos famosos nacionales e internacionales que se encuentran en la zona afectada, bien de viaje o bien porque tienen su residencia fijada en ella, han publicado en las redes cómo están viviendo estos difíciles momentos, en los que Irma ha devastado algunas de sus propiedades.

Enrique Iglesias es uno de los conocidos residentes de Miami. El cantante levantó numerosas críticas de sus fans al publicar en su cuenta de Instagram un vídeo conduciendo por las inundadas calles de Miami, tras el paso el huracán Irma. Boris Izaguirre también está viviendo el desastre en primera persona. El periodista se está tomando con positividad estos momentos y permanece en la casa de Juan Manuel Cortes, presentador en Televisa , y ha publicado un mensaje en sus redes sociales: “El huracán Irma tiene rachas, momentos de cordura y cierta quietud! Aprovechamos para escuchar música querida y BOND con queridos amigos!”.

Donald Trump cuenta con una mansión de casi 17 millones de dólares en la isla de St. Martin, que sufrió enormes daños y en donde al parecer gran parte de sus edificios resultaron dañados. El mandatario también posee una residencia y resort de golf en Florida que también podrían haber sido destruidos.

Otro de los grandes afectados por el huracán es Robert de Niro. El famoso actor es dueño de un lujoso complejo en Barbuda, el Paradise Found Nobu Resort, que quedó totalmente devastado tras el paso de Irma. “Esperamos poder trabajar junto al equipo del Paradise Nobu Resort, el Consejo de Barbuda, GOAB y con toda la comunidad de Barbuda para reconstruir lo que la naturaleza nos ha quitado”, expresó el intérprete en un comunicado. Pippa Middleton, la hermana de la duquesa de Cambridge y esposa de James Matthews, es otra de las perjudicadas. Su marido es dueño, entre otros negocios, del lujoso resort Eden Rock, ubicado en la isla de St. Barth. Al parecer, los daños que ha sufrido el complejo son totales. El Eden Rock estaba considerado como uno de los mejores hoteles de lujo situados en el Caribe. Los suegos de Pippa Middleton lo adquirieron en 1995 a través de una compra al aviador Rémy de Haenen, que lo había levantado en los años 50 como el primer hotel de la isla.