Cartas a la Dirección

El “brillo de los insectos”

María Olga Santisteban - Martes, 12 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Lo que les molesta a ciertos pobres niños ricos es que la justicia, esa que es “igual para todos”, tenga la osadía de investigar sus cuentas a fin de determinar si cumplieron bien con sus obligaciones tributarias (algo que al parecer se les escapa continuamente) a ese puñado de privilegiados del llamado deporte rey que con ya una frecuencia que raya la burla absoluta han de desfilar delante de un juez, solo porque tuvieron ese “pequeño olvido”. Sabemos que en este país hay un negocio total y redondo, y a veces muy oscuro, vinculado a dicho deporte (hablo en su mayoría de los grandes clubes de fútbol) que mueve cifras obscenas, con dirigentes y responsables deportivos que, ¡ohh! sorpresa, han sido acusados de corrupción. Pero, como dijo en un alarde de “magnífica inteligencia” uno de estos pobres niños ricos, somos todos unos pobres “insectos” que tenemos, nada menos, que envidia del “brillo” con el que parece creen que nos deben cegar. Pero siempre quedarán aduladores o adoradores que se sigan queriendo cegar. Por último (con todo el respeto a todos aquellos futbolistas humildes y sinceros) recuerden: que si leen esto es porque un maestro, y no un futbolista, les enseñó a leer.