hacia el referéndum

ACM ofrece a los alcaldes con “miedo” la opción de ceder la alcaldía de forma “accidental”

Les invita a esa fórmula, mediante un decreto de cesión temporal del cargo

Martes, 12 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

barcelona- El presidente de la Asociación Catalana de Municipios (ACM), Miquel Buch, invitó ayer a que “cedan la alcaldía” a los alcaldes catalanes que “tengan miedo” a ceder locales como colegios electorales para el referéndum del 1-O, suspendido por el Tribunal Constitucional.

En unas declaraciones tras la ofrenda floral ante el monumento a Rafael de Casanova, Buch se refirió a los regidores municipales que no cederán locales como colegios electorales o que dudan qué hacer por temor a posibles repercusiones legales. Según el presidente de la ACM, “si hay algún alcalde que tiene miedo, que ceda la alcaldía a otro concejal que sí tenga ganas”. El procedimiento a seguir pasaría por firmar un decreto de cesión accidental de la alcaldía a otro concejal que se comprometa y responsabilice a todos los efectos de la orden de autorización de la cesión de escuelas y otros locales municipales.

El también regidor por el PDeCAT de Premià de Mar censuró a sus compañeros en otras localidades asegurando que es una “fatalidad” para la vida política que haya alcaldes que no cedan locales, porque se evidenciará entonces que “no están al lado de la democracia, sino del PP”. “Hay muchos alcaldes que no tenemos miedo”, subrayó Buch.

Entre los que no albergan ningún temor por no ceder locales para el 1-O se encuentra la alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín. La regidora coincidió con el president Carles Puigdemont en la ofrenda floral al monumento de Rafael Casanova y cuando se cruzó con él aprovechó para pedirle que rebaje la tensión y no interpele a los gobernantes municipales para que permitan el 1-O: “A ver si dejáis tranquilos a los alcaldes”, le espetó al president. Marín es alcaldesa de la segunda ciudad más grande de Catalunya y no cederá locales para el 1-O.

El PSC detenta 122 de las 948 alcaldías de Catalunya y, aunque el mandato del partido es de no facilitar la votación, se prevén algunas deserciones, como la del alcalde de Granollers, Josep Mayoral, que ya ha anunciado que ha llegado a un acuerdo con el Govern para que los ciudadanos de la localidad puedan votar en locales del municipio “mayoritariamente vinculados a la Generalitat”. - N.G.