Comité y dirección de Fagor se reúnen para tratar los despidos

El Ayuntamiento de Arrasate exige a CNA un plan que garantice los empleos

Miércoles, 13 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

donostia- La dirección de Edesa Industrial y el comité de empresa celebrarán el próximo jueves la primera reunión del periodo de consultas del ERE de extinción para toda la plantilla presentado por la compañía del grupo CNA.

Según fuentes del comité de empresa, la asamblea de trabajadores reunida ayer acordó convocar sendas concentraciones ante las plantas de Garagartza y de Basauri, a la hora del inicio de la reunión, que tendrá lugar en la fábrica de Arrasate, la que albergó la emblemática Fagor Electrodomésticos.

El grupo CNA presentó el lunes la documentación del ERE, que entregó también a los trabajadores, con lo que dio inicio al periodo de consultas, que se extenderá durante 30 días, al tratarse de una empresa de más de 50 trabajadores. Durante este mes, la dirección de la empresa y los trabajadores deberán reunirse al menos tres veces para intentar llegar a un acuerdo sobre los despidos.

El ERE de Edesa Industrial afecta a los 327 trabajadores de la antigua Fagor Electrodomésticos y a los de su filial Geyser. No obstante, el grupo catalán ha presentado a los trabajadores un plan que consiste en la eliminación de algunas líneas de producción, el cierre de la fábrica de Garagartza y el despido de 167 empleados, mientras que los restantes 160 deberán reducir sus sueldos un 10 %.

Los empleados rechazaron el plan la semana pasada, tras lo que la compañía presentó el lunes el ERE de extinción que afecta a toda la plantilla.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Arrasate exigió ayer a CNA un “nuevo plan de viabilidad” que “preserve los puestos de trabajo y siente las bases de la recuperación de la producción y rentabilidad de la empresa a medio y largo plazo”.

El Ayuntamiento rechazó, en un comunicado, las últimas medidas adoptadas por la dirección y manifestó su “total desacuerdo y preocupación” por esta decisión. Además, opinó que “en ningún caso el despido de los trabajadores es una opción válida”. Por eso instó a la empresa a “agotar todas las vías y posibilidades” para “evitar el cese de la actividad productiva” y, en este caso, “el cierre de la planta de Garagartza”.

El Ayuntamiento mostró su “absoluta disposición y voluntad de colaborar con distintas instituciones vascas en todas aquellas actuaciones que tengan como finalidad lograr mantener los puestos de los trabajadores de Edesa Industrial”.

Por su parte, Podemos culpó a la “incompetencia e irresponsabilidad” del Gobierno Vasco, que avaló la candidatura de CNA para hacerse con los activos productivos de Fagor Electrodoméstidos.

Podemos recordó en un comunicado que tanto el Gobierno Vasco como el catalán apoyaron la candidatura del grupo CNA para que el juez del concurso de acreedores de Fagor Electrodomésticos la designara como mejor oferta para adquirir los activos de la cooperativa fundacional de la Corporación Mondragón.

La formación morada explicó que, en aquel momento, CNA prometió doblar la plantilla y la producción, mientras que actualmente, Edesa Industrial, la heredera de Fagor Electrodomésticos, ha presentado un ERE de extinción y el cierre de la plata en Arrasate.

A juicio de Podemos, el grupo catalán quiere dejar de producir en Euskadi al tiempo que negocia con el Grupo Fagor para conservar la marca, “pero abriendo las puertas a una eventual deslocalización de la producción”.

A su juicio, la alternativa consiste en “aceptar una transición del modelo fabril hacia la comercialización, pero redirigiendo parte de la fabricación a productos con alto valor añadido que funcionan bien en el marco del mercado actual, como hornos y planchas”. Efe