“El reto es el máximo”

eusebio sacristán destaca que el partido más importante de la semana es el del rosenborg

Mikel Recalde Gorka Estrada - Jueves, 14 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

donostia- Eusebio Sacristán recordó que la Europa League es un premio a su campaña del año pasado y destacó que su ambición es máxima: “Es una competición bonita, pero exigente, y habrá que estar preparados para afrontarla con la tensión y responsabilidad adecuadas para enfrentarnos a rivales poderosos en Europa. Es una buena prueba para demostrar el potencial que tenemos”.

El entorno respira optimismo en la vuelta a Europa: “Es bonito jugar competición europea con la Real. Para su aficionado es algo especial, bonito que yo pude disfrutar como jugador. Sé lo que supone para los hinchas que su equipo pueda disputar esta competición. También para los jugadores. Y lo vivo como ellos, de forma especial y con la ilusión de hacer las cosas bonitas”.

Lo que no quiso fue marcarse obligaciones como pasar la primera fase: “El primer paso es disfrutar al máximo de cada partido. A partir de ahí siempre hemos dicho que somos ambiciosos, y cuando empieza una competición piensas en conseguir lo máximo. Esa ilusión no nos la va a quitar nadie. A ver de qué somos capaces, pero la ambición es grande y el reto, el máximo”.

Eusebio pretende compaginar disfrute y competitividad: “Son compatibles en el sentido de disfrutar al máximo con intensidad, sabiendo que en un momento determinado pueden surgir dificultades por el camino y entender que son circunstancias normales de una competición exigente. Con la mente puesta en que queremos el máximo de esta competición, porque tenemos un gran potencial y lo que vamos a hacer ahora es ponerlo a prueba ante rivales importantes que nos darán nuestra verdadera medida. Pero nosotros creemos ahora que somos muy fuertes y que estamos capacitados para competir al máximo en esta competición”.

La Europa League no permite tropiezos inesperados en casa: “Los tropiezos se pagan caro en una competición corta. Es una competición en la que cada partido va a ser muy importante. Arrancar con buen pie te da más tranquilidad de cara al segundo encuentro”.

incómodo rivalEl Rosenborg parece un visitante incómodo. “Es un equipo sobre todo muy práctico en todo, muy disciplinado, muy ordenado, con un espíritu solidario muy grande y un rival al que si quieres ganar tienes que hacer las cosas muy bien. Es complicado hacerles gol. Pero confiamos en nuestro potencial, juego y calidad de nuestros jugadores”.

El lasecano fue claro, el duelo de la semana es frente a los noruegos: “Este es más importante ahora para nosotros. También tenemos que tener un ojo puesto en lo siguiente, por lo que tomaremos decisiones en función de lo que nos pueden dar ante uno u otro equipo. No reservamos ninguna de nuestras fuerzas para dar el máximo en cada partido”. Por lo tanto, habrá cambios respecto a Riazor: “Somos una plantilla, y el once cada día será diferente. Haremos el mejor que pensamos para cada encuentro atendiendo a las bajas que pueda haber. Vamos a hacer algún cambio respecto al otro día, más allá de los lesionados. Este año no podemos hablar de once futbolistas que juegan siempre, sino de una plantilla entera”.

Aritz tendrá que forzar para jugar: “Ha trabajado y ha podido terminar el entrenamiento. Tiene alguna molestia y quiere estar, y va a hacer lo posible para estar. Creemos que va a poder ayudar al equipo, pero tenemos que ser cautos, porque en un momento dado se puede resentir. Estamos atentos a lo que pueda pasar, igual con un día más de descanso puede estar mejor aún, aunque algo le molesta”.

Si el beasaindarra no supera sus molestias, el plan B será de emergencia: “Hemos venido trabajando ya durante la temporada pasada con Zubeldia en esa posición y si no estuviera Aritz, también está Guevara, que en pretemporada ha jugado ahí rindiendo a un buen nivel. Esos dos recursos están por delante de lo que sería algo más de emergencia, como fue el que Illarra haya actuado unos minutos esta temporada en esa posición más retrasada”.