La ACB pone rumbo a una nueva era

la exigente temporada de la liga que se abre este viernes inicia el camino a la reducción a 16 equipos

Roberto Calvo - Martes, 26 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Donostia- La ACB presentó ayer la última Liga en el formato actual. Las incógnitas eran muchas antes de arrancar este viernes con el Barcelona-Baskonia la nueva temporada, pero los clubes llegaron ayer a un acuerdo, que deberá ser ratificado por el Consejo Superior de Deportes y la Federación Española, que acabará dejando la competición en 16 equipos a partir de 2019, lo que pretendían los clubes que participan en la Euroliga, y al menos durante las siguientes siete temporadas. Así, esta campaña y la próxima habrá dos descensos y solo un ascenso desde la LEB, lo que eleva la exigencia para los equipos de la clase media-baja que son la mayoría, incluido el Gipuzkoa Basket.

Con este panorama, arrancará un curso marcado por las competiciones europeas y por las polémicas ventanas que ha abierto la FIBA. De momento, diez de los 18 equipos de la ACB disputará torneos continentales y serán dos más si el Joventut y el Estudiantes superan las previas de la Champions League. Solo el Fuenlabrada, el Zaragoza, el Obradoiro, el Betis, el GBC y el Burgos saben que su única atención estará en el partido de cada fin de semana. Todos los demás tendrán que manejar sus plantillas y sus esfuerzos para dar la talla en una liga que no admite descuidos y que parará en noviembre y en febrero para los compromisos de selecciones. Pero no lo harán todos, ya que los cinco equipos de Euroliga tendrán partidos de su competición, lo que hará que los jugadores tengan que elegir a qué frente atienden. Habrá mucho baloncesto hasta junio y también es una incógnita conocer la respuesta del aficionado al nuevo escenario.

regreso del GBCEl Gipuzkoa Basket, que estuvo representado en la Gala de la ACB con su jugador Henk Norel, volverá a la ACB este domingo en Gran Canaria, partido difícil para un equipo renovado que tiene buenas sensaciones después de una exitosa pretemporada. Los guipuzcoanos, que han cambiado toda su plantilla con respecto a la que jugó hace dos años en su última experiencia en la máxima categoría, han salvado con nota los exámenes de verano.

El conjunto donostiarra ha ganado contra equipos de la ACB, como Murcia o Zaragoza, o de la LEB Oro, como el Oviedo, del que ha fichado a tres de sus jugadores del pasado año.

Ahora habrá que ver la respuesta de la afición, que vuelve a trasladarse a Illunbe, con capacidad superior a las 10.000 plazas, un recinto demasiado grande a día de hoy para un club que confía en que los buenos resultados reenganchen a los aficionados.

mumbrú, reyes y navarro