Cavani-Neymar, un conflicto que se enquista

El uruguayo rechazó un millón para no lanzar penaltis y no fue a la fiesta de silva

Martes, 26 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

donostia- El conflicto desatado en el seno del PSG entre dos de sus máximas figuras, el uruguayo Cavani y el brasileño Neymar, lejos de apaciguarse se enmaraña todavía más al conocerse que el presidente del club parisino, el jeque Al-Khelaifi, ofreció a Cavani un millón de euros para que le ceda a Neymar el privilegio de lanzar los penaltis, oferta a la que el delantero uruguayo respondió diciendo que no le interesaba el dinero, según publicó ayer El País, aunque el PSG, a través de Le Parisien, desmintió esta información.

Cavani, además del prestigio, tiene una sustanciosa prima del jeque si consigue ser el máximo goleador de la Ligue 1, como hizo en la pasada campaña. Al-Khelaifi le propuso mejorar su contrato si renunciaba a lanzar los penaltis y así acabar con el conflicto que le enfrenta a Neymar.

Además, el charrúa fue el gran ausente en la fiesta que el central brasileño Thiago Silva celebró la noche del domingo en un salón del Parque de los Príncipes por su 33 cumpleaños, a la que asistió prácticamente el resto de la plantilla. Según la radio RMC, solo faltaron a la llamada de Thiago Silva la estrella uruguaya, el alemán Julian Draxler y el francés Layvin Kurzawa.

Al convite asistieron los otros brasileños de la plantilla (Neymar, Dani Alves, Marquinhos y Lucas), además de Kylian Mbappé y Marco Verratti.

La fiesta tuvo lugar a pocos días de que el PSG reciba al Bayern de Múnich, mañana, en la fase de grupos de la Champions.

Un partido de envergadura que llega con el vestuario del PSG dividido tras la tensión provocada por un hecho de egolatría entre sus divos sobre quién lanza los penaltis. - N.G.