El fiscal general del Estado no cierra la puerta a la detención de Puigdemont

José Manuel Maza señala que entre los delitos que le atribuye la Fiscalía está la malversación, penado con prisión

Martes, 26 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Donostia- La semana clave de cara al referéndum convocado para el próximo domingo se abrió con las declaraciones del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, quien no cerró al puerta a la detención del president del Govern catalán, Carles Puigdemont, por un delito de malversación. En declaraciones a Onda Cero, Maza recalcó que la Fiscalía está convencida de que Puigdemont está incurriendo en delitos de prevaricación, desobediencia y malversación por los preparativos del referéndum del 1 de octubre en contra de la prohibición del Tribunal Constitucional.

Así, el fiscal general del Estado explicó que, al estar tipificado el delito de malversación con pena de cárcel, legalmente se dan los requisitos para solicitar la detención del máximo dirigente de la Generalitat. “Pero eso no quiere decir que se pida o no”, matizó el fiscal general, quien señaló que “de momento” no se ha considerado “oportuno” reclamar esa detención y admitió que “es una decisión que siempre queda ahí abierta”.

Maza también fue interpelado por las quejas sobre una posible desproporción en la respuesta al desafío soberanista, una hipótesis que descartó. “Al revés, nosotros estamos esforzándonos todos los días por no ir más allá de lo que la ley nos permite y, por supuesto, no ser desproporcionados en ningún momento”, subrayó. A juicio del fiscal general del Estado, lo que ha ocurrido hasta el momento en las movilizaciones ciudadanas son hechos de “enorme gravedad”, un intento de separar parte del territorio nacional del resto con unos medios “por lo menos tumultuarios”. Por ello, la Fiscalía denunció un posible delito de sedición, tratando de actuar con proporcionalidad, pues la diferencia entre ese delito y el de rebelión está en el nivel de violencia que se utilice.

Las declaraciones de Maza fueron posteriormente matizadas por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que, en relación con la posibilidad de pudiera ser detenido Puigdemont, aseguró que “cualquier medida de privación de libertad en un Estado de derecho como España siempre la deberá adoptar un juez”.

El ministro recordó que “se adoptan medidas de limitación de libertad cuando una persona ha cometido un delito y un juez así lo decide” y aseguró desconocer si en el caso de Puigdemont se está en esos términos. “Lo que sí hay es una querella presentada por delitos de desobediencia, prevaricación y malversación de fondos públicos, temas muy importantes”, señaló el responsable español de Justicia, que añadió que la semana pasada también se presentó una querella “por un delito muy grave, el de sedición, que tiene una pena de entre 10 y 15 años para las personas condenadas por él”.

De todas formas, Rafael Catalá insistió en que cualquier decisión sobre medidas cautelares en esta materia las adoptará un juez “con todas las garantías”, pues “pese a lo que dicen algunos estos días, está acreditado que España es una gran democracia y tutela los derechos y libertades de todos”. “Eso significa que todos estamos obligados por la ley, nadie está al margen, y quien comete un delito debe responder ante los tribunales”, señaló. Catalá también aseguró que, en su opinión, y por lo sucedido hasta el momento, Puigdemont no puede ser acusado de rebelión, aunque este tipo de consideraciones jurídicas “son los jueces y los fiscales quienes las deben hacer”.

Tampoco quiso valorar las declaraciones de Maza el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, quien aseguró que el Gobierno “no valora decisiones judiciales”, sino que las “respeta, acata y cumple”. De la Serna insistió en que el Ejecutivo respeta las decisiones del fiscal general del Estado. “El Gobierno no valora decisiones judiciales;las respeta, acata y cumple”, señaló.

Sin amenazasLas declaraciones del fiscal general del Estado tuvieron su contestación en boca del diputado del PDeCAT y alcalde de Tortosa (Tarragona), Ferran Bel, quien pidió a José Manuel Maza que deje de “amenazar” con pedir la detención de Puigdemont. “Si tiene que pedir prisión para Puigdemont, que la pida”, apuntó. Bel, que por la tarde acudió a declarar ante la Fiscalía del Tribunal Supremo para esclarecer su papel en el referéndum del 1 de octubre, cargó contra Maza, a quien afeó su afán de “protagonismo”. “Si tiene que pedir prisión para Puigdemont, lo que tiene que hacer es pedirla, no salir en los medios de comunicación a manifestar si lo descarta o lo deja de descartas, si amenaza o deja de amenazar”, insistió.

El diputado del PDeCAT emplazó a Mariano Rajoy a que reflexione sobre si Maza, que fue reprobado por el Congreso, “no está echando más gasolina al fuego”. “En lugar de tranquilizar la situación lo que está haciendo es contribuir a que ésta se excite”, abundó Bel, que lamentó que de Maza se pueda esperar “cualquier cosa”. - N.G.