El Gobierno vasco advierte a 70 pisos turísticos de que incumplen las normas

Los alcaldes firman un protocolo de actuación con Turismo, que obliga a que los apartamentos vacacionales cumplan también las normas de cada municipio

Carolina Alonso - Martes, 26 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

donostia- El departamento de Turismo del Gobierno Vasco ha remitido unas 70 cartas a otros tantos propietarios de apartamentos turísticos de Donostia para informarles de que no cumplen con las normas municipales. Asimismo, les ha abierto un expediente y les ha dado un plazo para presentar alegaciones. La mayor parte de estas notificaciones corresponden a pisos a los que el Consistorio había abierto expedientes de clausura y algunas (unas seis) a denuncias llegadas al Gobierno Vasco por la altura de la planta en el que se encuentran estos alojamientos. Este último es el motivo de la mayor parte de las 200 cartas remitidas en semanas pasadas a propietarios bilbainos.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Donostia llevará a cabo un estudio de legalidad de todos y cada uno de los 1.245 apartamentos turísticos registrados por Turismo del Gobierno Vasco.

La apertura de expedientes por incumplimiento de normas municipales salió a colación ayer en Vitoria, tras la firma del protocolo entre Turismo y los alcaldes vascos, en el que tomaron parte el regidor de Donostia, Eneko Goia, sus homólogos de Vitoria, Gorka Urtaran, y de Bilbao, Juan Mari Aburto, el presidente de Eudel, Imanol Landa, y el consejero de Turismo, Comercio y Consumo, Alfredo Retortillo.

El nuevo protocolo de colaboración determina cómo se llevará a cabo el intercambio de información entre los distintos municipios, con competencia para regular los pisos turísticos, el Ejecutivo vasco y las diputaciones. El acuerdo trata de conseguir que todas las viviendas de uso vacacional de la Comunidad Autónoma cumplan no solo las reglas determinadas en la Ley de Turismo sino, también, las de cada propia localidad.

Donostia es la ciudad que mayor cantidad tiene de apartamentos turísticos registrados por el Gobierno Vasco. De los 2.147 del listado, más de la mitad (1.245) se encuentran en la capital guipuzcoana, además de otros 303 en el resto de Gipuzkoa. Además, se contabilizan otros 329 en Bilbao, 188 en Bizkaia, 49 en Vitoria y 33 en Alava.

Tras la firma del acuerdo, Goia destacó su “gran satisfacción” por la suscripción del protocolo, que permitirá respetar las normas y la autonomía municipal de cada localidad, además de cumplir las reglas generales. El alcalde de Donostia recordó que en la capital guipuzcoana se está tramitando en la actualidad una ordenanza de pisos turísticos, además de modificar el Plan General con el fin de que pueda encajar en él la nueva norma.

Goia explicó que, en la actualidad, solo un 27% de los pisos turísticos de Donostia estarían cumpliendo la normativa municipal, que no permite que este tipo de viviendas se sitúen encima de pisos residenciales, lo que beneficia a las primeras plantas. La cifra de incumplimiento se conocerá con exactitud cuando se elabore el informe de todos los alojamientos registrados.

Las misma norma de la primera planta está vigente en Bilbao donde, además, no se permite más de una vivienda vacacional por bloque.

Según Goia, con la nueva ordenanza municipal se producirá un cambio “drástico” en la ciudad, que podría hacer que cerca de la mitad de los pisos no pasaran el corte. Según la ordenanza el tramitación, mientras en la Parte Vieja no se podrán abrir más pisos turísticos, ni siquiera en las primeras plantas, y habrá que clausurar los que incumplan las reglas en vigor, en el resto de la ciudad habrá distintas regulaciones. En la zona más céntrica, se permitirá un apartamento vacacional por cada seis plantas por encima de la primera, y en el resto de la ciudad se autorizarán dos por cada seis plantas. Habrá, además, otras condiciones como la cantidad máxima de metros cuadrados.

El consejero de Turismo, Alfredo Retortillo, agradeció la disposición de los representantes municipales y explicó que la Ley de Turismo establece la llamada “declaración responsable” del propietario para registrar la vivienda, en la que debe manifestar que conoce y cumple toda la normativa, incluyendo la municipal.