Merkel inicia los contactos para buscar nuevos socios

Los partidos perfilan su estrategia con la mirada puesta en liberales y verdes

Elena Garuz - Miércoles, 27 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Berlín- Los grupos parlamentarios emanados de las elecciones del domingo en Alemania se reunieron ayer por primera vez para perfilar sus estrategias en el Bundestag (cámara baja), el más diverso de las ultimas décadas con el estreno de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) y el regreso de los liberales. Los diputados de AfD celebraron su primera sesión tras convertirse en la tercera fuerza de la cámara (709 diputados) con el 12,6% de los votos, bajo el impacto aún de la decisión ayer de su copresidenta, Frauke Petry, de no formar parte del grupo parlamentario y mantener su escaño como independiente.

Petry, la única ausente de los 94 diputados de la formación ultraderechista, anunció ayer desde Dresde, capital de Sajonia, el estado federado por el cual logró su escaño en los comicios del domingo, su decisión de abandonar AfD, aunque no precisó cuándo.

El líder de AfD en las pasadas generales, Alexander Gauland, expresó su esperanza de que no haya más abandonos del grupo parlamentario, mientras Alice Weidel, cabeza de lista en los comicios, aseguró que no se vislumbra en la formación ninguna tendencia en ese sentido.

El grupo conservador de la canciller Angela Merkel, formado por la Unión Cristianodemócrata (CDU) y su ala bávara, la Unión Socialcristiana (CSU), empezó asimismo a sus sesiones y contactos, marcados por la necesidad de buscar socios para lograr un Gobierno estable, tras haberse impuesto en los comicios con el 32,9% de los votos. La reedición de una gran coalición queda casi descartada después de que el hasta ahora jefe del grupo parlamentario socialdemócrata, Thomas Oppermann, confirmara lo que ya avanzó el lunes el líder del partido, Martin Schulz: que la formación pasará a la oposición, tras haber obtenido un 20,5% de votos, el peor resultado de su historia, “Interpretamos los resultados de forma unívoca. Los electores han castigado a la gran coalición y le han indicado al SPD que su lugar está en la oposición”, subrayó Oppermann. De ser así, la única alternativa para Merkel sería la formación de una coalición con verdes y liberales, ya que una alianza con los otros dos partidos con representación en el nuevo Bundestag -AfD y La Izquierda- había sido descartada tajantemente por la canciller en la campaña.

No obstante, las negociaciones con liberales y verdes para formar una coalición Jamaica -por los colores que identifican a cada uno de los partidos, el negro para los conservadores, el amarillo para los liberales y el verde para los ecologistas- se auguran difíciles debido a las diferencias entre sus respectivos programas. “Si nos cuadra en cuestiones de contenido, habrá una coalición tripartita. Si no es posible, entonces no”, afirmó ayer Anton Hofreiter, líder del grupo parlamentario de los verdes, quien aseguró que su partido -que sumó el 8,9% de los votos y contará con 67 escaños- acudirá a las negociaciones con un espíritu “muy constructivo”.

Conversaciones difícilesTambién la copresidenta del grupo parlamentario ecopacifista, Katrin Göring-Eckardt, auguró conversaciones difíciles tanto con el bloque conservador como con los liberales, al tiempo que llamó a todas las partes a cooperar.

El líder del Partido Liberal (FDP), Christian Lindner, ya había señalado el lunes de que no se dejarían presionar para entrar en un Ejecutivo “sólo porque el SPD, por razones tácticas, se pase a la oposición”. Los liberales, socios de coalición en la segunda legislatura de Merkel, habían quedado fuera del Bundestag en los comicios generales de 2013 al no alcanzar la barrera del 5%, pero lograron su regreso a la cámara baja con el 10,7% de votos y 80 diputados.

En lo que si coincidieron todos los grupos parlamentarios -menos el de AfD es en destacar el “gran desafío” que supone la entrada en la cámara de la ultraderecha. El socialdemócrata Oppermann hizo hincapié en que no se dejarán provocar por la formación ultraderechista y no tolerarán que el Bundestag se convierta en un escenario donde difundir mensajes racistas.