El Fiscal ordena a la policía local evitar que las urnas de 1-O salgan de los ayuntamientos

Deben "adoptar las medidas oportunas para impedir que el citado material sea utilizado

La Fiscalía Superior de Cataluña ha ordenado a las policías locales tomar las "medidas oportunas" para impedir que el material electoral perteneciente al Estado que guardan los ayuntamientos catalanes, como urnas, pueda ser empleado para el referéndum del 1 de octubre, suspendido por el TC.

EFE - Miércoles, 27 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 18:29h.

BARCELONA. En dos instrucciones dictadas hoy, el ministerio público obliga además a las policías locales, la Guardia Civil y la Policía Nacional a colaborar con los Mossos d'Esquadra, si así se les solicita, para precintar los centros de votación del 1-O.

En la instrucción dirigida a las policías locales, recuerda que existe un "depósito de material electoral propiedad de la Administración General del Estado, confiado a los ayuntamientos para el correcto desarrollo de los procesos electorales".

Ante el referéndum del 1 de octubre convocado por el Govern y suspendido por el Tribunal Constitucional (TC), la Fiscalía Superior de Cataluña indica a las policías que deben "adoptar las medidas oportunas para impedir que el citado material sea utilizado" para celebrar la consulta de independencia.

Con ese objetivo, el ministerio público ordena a la policía local "garantizar su custodia y asegurar que el material electoral de la Administración General del Estado no sea utilizado el día 1 de octubre, informando de cualquier incidencia o novedad que se produzca en su custodia o uso" antes de la jornada del 1-O.

La instrucción dirigida a las policías locales reproduce la orden de precinto de los locales designados para acoger las urnas del 1-O que ayer remitió la Fiscalía a los Mossos d'Esquadra y precisa que se debe impedir la votación en un "radio de seguridad" de 100 metros de esos recintos.

En ese sentido, pide a las policías locales que "tomen en consideración" el contenido de esa instrucción, "en cuanto a que se le pueda requerir el auxilio y la colaboración por parte de los Mossos d'Esquadra".

Según la instrucción, las policías municipales de Cataluña deberán "colaborar" con los Mossos "en cuantos requerimientos le sean solicitados para el cumplimiento" de la orden de precinto de locales electorales, "a la mayor brevedad posible y sometiéndose a su coordinación operativa".

Esta colaboración, añade la instrucción de la Fiscalía, deberá "ser considerada como un servicio de prioridad frente a cualquier otro cometido ajeno al cumplimiento de esas tareas concretas de la policía judicial".

Por su parte, la instrucción que el fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, ha dirigido al general jefe de la zona de Cataluña de la Guardia Civil y al jefe superior de Policía les informa de la facultad de los Mossos de acudir a ellos en el caso de que no sea suficiente la ayuda prestada por las policías locales para precintar los centros de votación.

Todo ello sin perjuicio, añade, de que la Fiscalía Superior de Cataluña "emita, en este contexto, las órdenes e instrucciones procedentes", es decir, que tengan que cumplir los mandatos directos que les pudiera hacer el ministerio público.

En este sentido, pide a los jefes de ambos cuerpos que dispongan "la planificación del uso de sus reservas, así como, en función de la evolución de los acontecimientos durante el 1 de octubre, la directa intervención de las unidades bajo su mando" para incautar "urnas, equipos informáticos, papeletas y documentación o propaganda electoral".