Goia cree que el PP cuestiona “de raíz” la norma de pisos turísticos

El alcalde considera que las enmiendas de EH Bildu e Irabazi conllevarían “restricciones excesivas”

Carolina Alonso - Miércoles, 27 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Donostia- El alcalde de Donostia, Eneko Goia, defendió ayer que exista un “equilibrio” en la ordenanza de pisos turísticos y consideró que algunas de las enmiendas del PP “cuestionan de raíz” la propia normativa. “El PP pide que estas viviendas destinadas al uso vacacional no pierdan su carácter residencial y eso pone en cuestión la norma a la hora de intentar regular este tipo de oferta”, consideró el mandatario jeltzale. La ordenanza incluye las viviendas de uso turístico dentro de las actividades económicas y las trata como tales.

El alcalde se refirió a las enmiendas presentadas el pasado viernes por las formaciones de la oposición en el Consistorio, cerca de 60, además de otras cinco del propio Gobierno municipal, centradas en mejorar la redacción de los artículos con el fin para que no haya dudas.

Respecto a las objeciones defendidas por las formaciones de izquierdas, EH Bildu e Irabazi, que piden extender la zona saturada al área calificada como B (de alta demanda pisos turísticos), el regidor donostiarra consideró que la propuesta podría acarrear “consecuencias importantes” cuyas repercusiones habría que “valorar bien”, según dijo. Goia recalcó que “hay que tener en cuenta la realidad” respecto a la existencia de estos pisos y añadió que existe una demanda para ellos, que no es exclusiva de la capital guipuzcoana. Para el alcalde, las viviendas de uso vacacional son una parte más de la oferta, que debe tener su hueco en Donostia. Por ello, consideró que las restricciones sugeridas por EH Bildu e Irabazi podrían resultar “excesivas”.

El mandatario donostiarra añadió que la ordenanza persigue conseguir un “escenario proporcionado” y recalcó que, según las estimaciones actuales, la entrada en vigor de la normativa conllevará “un recorte grande y llamativo” de la realidad actual.

Los pisos turísticos fueron objeto de un nuevo protocolo suscrito por los alcaldes vascos y el departamento de Turismo, que se cruzarán información con el fin de que el registro de estas viviendas solo incluya aquellas que cumplen con las normas del Gobierno Vasco y de cada municipio.