bertako gaia

Goieniz, el cineclub de referencia

El cineclub beasaindarra Goieniz comenzará el próximo 5 de octubre la nueva temporada de cine que se prolongará hasta diciembre. Las películas se proyectarán en el cine Usurbe y volverán a su horario anterior;los jueves a las 21.00 horas

Reportaje y fotografía de M. Aranburu - Miércoles, 27 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Lágrimas, sonrisas e ilusiones. Esa es la magia del cine, la que te envuelve y te hace viajar a distintos mundos y distintas historias. Durante todos estos años las personas que han acudido los jueves por la noche a ver las películas que proyecta el cineclub Goieniz en el cine Usurbe han podido disfrutar de eso mismo, de un abanico de cintas que han tocado diversos temas;desde comedia, tragedia y musicales y les han hecho emocionarse tanto de alegría como de tristeza.

De esta manera, el próximo 5 de octubre comenzará la nueva temporada de Goieniz que promete ofrecer una vez más, las mejores opciones para el público. “Siempre intentamos traer lo más variopinto. Que sean filmes que emitan un mensaje y que sean en versión original”, detalla José Ignacio Sánchez, miembro de Goieniz. La película encargada de abrir esta nueva temporada será la titulada Verano 1993, de la directora Carla Simón. La segunda película se proyectará el 26 de octubre y será la película búlgara premiada Un minuto de gloria, de los directores Kristina Grozeva y Petar Valchanov. Así, cada quince días más o menos, Goieniz ofrecerá una nueva producción hasta diciembre.

En este nuevo inicio también habrá algunos cambios. Hasta ahora las películas se proyectaban los jueves a las 21.30 en el teatro Usurbe, pero desde Goieniz han llevado a cabo una encuesta donde los usuarios han mostrado que prefieren que los filmes empiecen a las 21.00 horas, por lo que vuelven al horario que tenían antaño. “La verdad es que antes proyectábamos a las 21.00 pero después lo atrasamos media hora. No ha habido grandes cambios y viendo que la gente prefiere a las 21.30, hemos decidido cambiar el horario”, dice Sánchez. De hecho, una de las razones del cambio es que cada vez las películas traen más metraje y al final terminaban bastante tarde. Por lo demás, el precio seguirá siendo de cuatro euros y entrará como hasta ahora con el bono del cine Usurbe.

Con el fin de fidelizar al público, en cambio, han pensado en dar un paso más. Así, Goieniz ha creado una tarjeta que se irá sellando en cada película: “cuando los usuarios lleguen a ocho películas selladas les entregaremos una bolsa de tela que pone Goieniz Zinekluba”, adelanta Leire Iturrioz, de Goieniz.

público jovenDesde el cineclub beasaindarra se muestran algo preocupados por la edad media del público: “normalmente contamos con público femenino y la gente joven no suele acercarse con asiduidad”, afirma la también miembro de Goieniz, Olatz Larrea. Ese es quizás, uno de los retos más importantes que tienen en Goieniz.

Otro punto crucial y muy importante es acertar con las cintas. “La tarea de elegir la película es para mí de las más bonitas”, dice Sánchez. Para ellos se reúnen los diez miembros del cineclub y ponen encima de la mesa las ideas que tiene cada uno. Sánchez declara que el éxito de taquillas es muchas veces “imprevisible”: “nos ha pasado traer una producción que en principio no era muy conocida y ver que estábamos completos... nunca sabes lo que le va a gustar a la gente. Por eso traemos de todo”.

Los días señalados también aprovechan para tratar distintos temas. Por ejemplo, el próximo 16 de noviembre se podrá disfrutar de una película que estará relacionado con la memoria y convivencia: “un grupo de estudio se ha puesto en contacto con nosotros para que saquemos una película con ese tema”. De la misma manera, todos los años colaboran con Asmube, la asociación de mujeres de Beasain, y entorno al 8 de marzo organizan siempre una proyección tomando como hilo principal a la mujer.

buena trayectoriaSánchez está en contacto con algunos cineclubs del estado, y afirma que miembros de esos cineclubs le han reconocido que han tenido a Goieniz siempre de referente. “Nosotros estamos en contacto y también vemos a ver que exponen, y la verdad es que normalmente solemos ofrecer las mismas películas. Si nosotros la proyectamos en mayo pues quizás ellos meses más tarde, o ya la han proyectado. Eso nos indica que estamos bien encaminados y que no andamos descarrilados”.

Los miembros de Goieniz empiezan así con la ilusión de ofrecer al espectador una gama más amplia de temas con el que consigan adentrarse en la magia del cine y sigan emocionándose.