El astillero Mutiozabal, incluido en el Patrimonio Cultural Vasco

El edificio de Orio formará parte del patrimonio con la categoría de Monumento

Ane Roteta - Miércoles, 27 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

Orio- El astillero Mutiozabal de Orio, ubicado a orillas del río Oria, formará parte del Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco como Monumento. Así lo publicó el lunes el Boletín Oficial de Gipuzkoa, por lo que la zona será protegida para garantizar la puesta en valor de los bienes, así como de los valores ambientales y paisajísticos del conjunto.

Según recoge el boletín, el edificio ha sido declarado como bien de interés cultural, y además del edificio del astillero, se han incluido los espacios de trabajo que albergaron históricamente diferentes actividades de la construcción naval o vinculadas a ella, su interacción con el medio físico, su organización espacial y funcionalidad, en un entorno “altamente alterado donde ya no es posible identificar más huellas del relevante pasado de las orillas del Oria en la historia de la manufactura de embarcaciones de madera”.

Referencia de la construcción navalNo hay ninguna duda de que Mutiozabal es uno de los lugares de referencia de la construcción naval vasca, ya que la actividad naval se desarrolló en el río Oria durante largas décadas, aunque el astillero no llegó a construirse hasta 1910, cuando Miguel Antonio Mutiozabal solicitó al Ayuntamiento de Orio la licencia para la construcción de un astillero. Así, a lo largo del siglo XX se dedicó a la construcción de embarcaciones de madera y numerosos barcos de bajura, como el Padre Lertxundi, San Antonio y Madre Guadalupe, entre otros. Además, en el año 1990 el Museo Naval encargó a Francisco Carrera Txanka, propietario en aquel momento del astillero, la construcción de un barco ballenero de la Edad Media.

A pesar de la importancia del lugar, el edificio ha permanecido en ruinas durante largos años, pero parece que ya llega la hora de dar el valor que se merece a este emblemático lugar. Y es que, además de incluirse como patrimonio cultural, el Ayuntamiento de Orio encargó hace más de un año un proyecto para poner en valor el astillero y remodelar el edificio para convertirlo en un centro de conservación de la actividad naval.

Según detalla el Boletín Oficial de Gipuzkoa, ahora se abre un periodo para que, en el plazo de quince días, el Ayuntamiento de Orio, los Departamentos de Cultura, Turismo, Juventud y Deportes, y de Movilidad y Ordenación del Territorio de la Diputación, así como el Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco puedan presentar sus alegaciones.