Siemens y Alstom se fusionan para competir con China

La operación crea un grupo con una plantilla de 62.300 empleados y una facturación anual de 15.300 millones

Jueves, 28 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

parís- La fusión de la francesa Alstom con la alemana Siemens, que asumirá el control, pretende crear el “número dos” mundial del sector ferroviario, con dimensión para afrontar la competencia global, en particular del gigante chino CRRC.

Es uno de los retos de la operación, cuyos detalles presentaron ayer en París los responsables de ambas empresas, que se esforzaron en desactivar las inquietudes generadas en Francia por la caída en manos de Alemania de una de las joyas de la corona de su industria, el tren de alta velocidad (TGV).

El presidente de Siemens, Joe Kaeser, repitió por activa y por pasiva en conferencia de prensa que “es una fusión franco-alemana entre iguales” y que creará “un campeón europeo”, con una plantilla combinada de 62.300 empleados en todo el mundo, una facturación anual de 15.300 millones de euros, una cartera de pedidos de 61.200 millones y unas sinergias previstas de 470 millones de euros.

Tanto Kaeser como su homólogo de Alstom, Henri Poupart-Lafarge, que asumirá la presidencia del grupo, recordaron que la sede estará en Saint Ouen, a las afueras de París, y que el sistema de gobernanza garantiza el equilibro.

Sobre todo, minimizaron el hecho de que Siemens tendrá una participación ligeramente superior al 50 %, y que en Alemania estará la sede operativa de buena parte de las actividades. - Efe