según un estudio

El 20% de los mayores de 65 años tiene riesgo de padecer alzhéimer en las dos próximas décadas

Es la principal conclusión del estudio realizado con 700 voluntarios de Deba La investigación ha permitido detectar 34 casos que no estaban diagnosticados

Jabi Leon - Sábado, 30 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

deba- El 20% de las personas mayores de 65 años tiene riesgo de padecer la Enfermedad de Alzhéimer u otras demencias en las próximas dos décadas.

Esa es una de las conclusiones más significativas que ha deparado el novedoso proyecto de investigación Stop Alzhéimer 2020 Deba que la fundación privada sin ánimo de lucro Cita Alzhéimer ha desarrollado a lo largo de los dos últimos años de la mano de la asociación Afagi y del Departamento de Servicios Sociales del Consistorio debarra.

Para llevar a cabo el estudio, que ha estado dirigido por el neurólogo Pablo Martínez-Lage y se ha realizado “a modo de experiencia piloto”, las entidades implicadas han contado con la indispensable participación de 700 de las 1.500 personas mayores de 60 años empadronadas en Deba (el 52,5% mujeres y el 47,5% hombres).

Según ha podido saber NOTICIAS DE GIPUZKOA de fuentes implicadas en el proyecto, el estudio realizado con la ciudadanía debarra “puede tener un gran valor para abordar nuevas investigaciones relacionadas con la prevención del alzhéimer y otras demencias”.

tres fasesEl proyecto promovido con la finalidad de “conocer la situación en la que se encuentra la población debarra en relación al alzhéimer y otras enfermedades de deterioro cognitivo” se ha desarrollado a lo largo de tres fases bien diferenciadas.

Para empezar, la localidad costera acogió a partir de noviembre de 2015 unas charlas informativas organizadas con el doble objetivo de divulgar la enfermedad y de dar a conocer el proyecto al conjunto de la ciudadanía local. La respuesta de los debarras fue difícilmente mejorable y prácticamente la mitad de la población mayor de 60 años se apuntó de manera voluntaria para participar en una iniciativa que se puso en marcha con la denominada fase de cribado, que incluyó la realización de dos test de memoria a los voluntarios.

Todo ello “para detectar el posible deterioro cognitivo de cada participante y determinar quiénes pasarían a la siguiente fase del estudio”.

De hecho, el 24,5% de los participantes en esa primera fase ya dieron “resultado positivo”, es decir, “levantaron la sospecha de que pudieran tener o llegar a desarrollar el alzhéimer”.

Así se llegó a la segunda fase del proyecto, que se llevó a cabo en el centro de salud local de Osakidetza, donde los médicos de cabecera se encargaron de realizar a las personas voluntarias unos reconocimientos médicos que incluyeron “diferentes pruebas cognitivas y análisis de sangre”.

Curiosamente, en esa segunda fase se pudo detectar “que el 7,9% de las personas que estaban participando podrían padecer algún tipo de demencia”. Todo ello, con la particularidad de que gracias a esas pruebas se constataron “34 casos que no habían sido diagnosticados anteriormente”.

A partir de ahí se dio inicio a la tercera y definitiva fase de la investigación, que se ha llevado a cabo en las instalaciones que Cita Alzhéimer tiene en Donostia con la participación de los 280 debarras que han completado todo el proceso.

Y es que “por la necesidad de desplazarse hasta Donostia, por miedo a realizar alguna de las pruebas o por otras diversas razones”, el número de participantes en la investigación “fue disminuyendo a medida que avanzaba el proceso”;algo con lo que “ya contaban” los responsables del ensayo.

En cualquier caso, la última fase del proyecto Stop Alzhéimer 2020 Deba incluyó la realización de un amplio estudio de neurología y neuropsicología, pero también una resonancia magnética y una punción lumbar.

Finalizado el trabajo con las personas voluntarias que se animaron a tomar parte en la iniciativa, desde Cita Alzhéimer, Afagi y el Ayuntamiento de Deba quieren agradecer la “impagable aportación altruista de la ciudadanía debarra”.

A su entender, las personas voluntarias “han contribuido de manera importante para que las terapias de detección temprana de la enfermedad del alzhéimer, así como su tratamiento, puedan realizarse con mayor éxito”.

la presentación de los resultados