La Diputación defiende el peaje de la N-I mientras el transporte anuncia movilizaciones

Oiarbide dice que el tráfico internacional debe contribuir a mantener las carreteras

Sábado, 30 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h.

donostia- Las asociaciones de transportistas integradas en el Comité Nacional de Transporte transmitieron ayer a la Diputación su “absoluto rechazo” al establecimiento del peaje para camiones en la N-I. El Comité Nacional de Transporte se reunió ayer en Donostia con la diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, quien informó a las asociaciones del sector de los detalles del sistema de peaje AT para camiones que se instalará en el tramo entre Irun y Etzegarate a partir del próximo año.

La diputada defendió la necesidad de que el tráfico internacional colabore en la financiación del mantenimiento de la carretera, pero su planteamiento recibió el rechazo frontal del Comité Nacional de Transporte, según informó la Federación de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) en un comunicado.

A juicio de esta organización, la instalación de este peaje resulta “discriminatorio”, ya que los pórticos de pago se establecerán en los extremos sur y norte de Gipuzkoa, con el objetivo de eximir del pago del uso de esta vía a los transportistas locales y “gravar exclusivamente a los del resto de España que utilizan dichas carreteras como tránsito obligado hacia el resto de Europa”. Los pórticos se van a situar en Irun, Andoain y Etzegarate.

Fenadismer negó que, tal y como asegura la Diputación, el sistema haya sido avalado por la Unión Europea, cuyo informe, asegura la federación, únicamente “valida la metodología utilizada para el cálculo de la tasa, pero expresamente señala que no entra a valorar otros aspectos del nuevo peaje guipuzcoano”, como si es o no discriminatorio. Esta cuestión se encuentra a la espera de resolución por parte del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

Fenadismer anunció que durante el mes de octubre planteará llevar a cabo diversas “medidas de presión” contra el nuevo peaje, “sin perjuicio de manifestar su predisposición a abrir una línea de diálogo con la Diputación que evite dichas movilizaciones”.

Por su parte, la diputada defendió: “Hasta ahora hemos sido los guipuzcoanos los que hemos pagado con nuestros impuestos el mantenimiento de la N-I y no nos parece justo, sobre todo porque seis de cada diez camiones que circulan por esta carretera no son de este territorio”. - Efe